Ir al contenido principal

Cultiva la compasión








Para algunos autores griegos y para Descartes, piedad y compasión tienen el mismo significado. El psiquiatra francés Christophe André expresa sobre la compasión: “No es con sufrimiento sino con alegría y dulzura con lo que podremos guarecer en los demás y en nosotros mismos los dolores causados por la falta de amor; la compasión es ante todo una actitud ante la vida que hay que aprender a cultivar y transmitir.”
¿Qué es lo que hace que seamos compasivos?
La compasión es una cualidad que se relaciona con una actitud altruista que no espera nada a cambio, con el deseo de hacer el bien a otro y, también en términos cristianos, está ampliamente ligada a la misericordia, o sea a sensibilizarnos y a dar ánimo a los necesitados.
Como el egotismo nos impide reflejar la compasión, el primer paso que se debe adoptar es eliminar de la conciencia la raíz de egoísmo: el pensamiento individualista.
Muchas veces no se ejercita la capacidad de expresar cualidades divinas por sumergirse cada vez más en los deseos mundanos, con el afán de controlar o tener todo. Para salir de ese nivel, hay que mirar más allá de lo que se ve alrededor y en la superficie, pues así se encuentra la vista espiritual a la que se debe aspirar para liberarse de obstáculos mentales.
El cultivo consciente de la compasión resulta de especial relevancia para los profesionales de la salud. La médica psiquiatra suiza Elisabeth Kübler Ross dedicó su vida a propiciar una medicina más humanizada que incluyera al amor. Sus enseñanzas principalmente se referían a que un corazón compasivo puede sanar casi todo. Defendía sus ideas con vehemencia diciendo que “el mejor servicio que un médico puede prestar a un enfermo es ser una persona amable, atenta, cariñosa y sensible”.
¿Qué es lo que desearían poder esperar los pacientes de sus médicos?
En la relación médico–paciente es imprescindible ejercer dosis de compasión para favorecer la curación. El médico puede desarrollar una relación con el paciente basada en el afecto, una relación que va más allá de las palabras y del conocimiento.
Hay un párrafo muy interesante de la escritora Mary Baker Eddy en su libro Escritos Misceláneos. La autora aquí habla de algo incluso más elevado que la compasión: “El amor no puede ser una mera abstracción, o bondad sin actividad y poder. Como cualidad humana, el glorioso significado del afecto es más que palabras; es la tierna y desinteresada acción hecha en secreto, la silenciosa e incesante oración; el corazón rebosante, que se olvida de sí mismo; … la mano gentil que abre la puerta para visitar al necesitado y al angustiado, al enfermo y al afligido, iluminando así los lugares obscuros de la tierra”.
El que ama desinteresadamente es capaz de estar cada vez más consciente de la omnipresencia del Amor divino y de Su poder para sanar. Expresar cada vez más un amor gozoso por el prójimo ayuda a uno mismo y ésta actitud compasiva conduce al bienestar y a la felicidad.
Cultivar la compasión es una buena opción para encontrar la salud mental integral, además de ser un camino directo hacia el reconocimiento de la esencia del ser espiritual.
Ese despertar de la consciencia hacia el bien común revela que cada uno tiene la cualidad natural de reflejar compasión. Con tantos beneficios, ¿por qué no empezar a cultivarla?

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué tienen en común Einstein, Newton, DaVinci, Tesla y Edison?

RESPUESTA: EL VEGETARIANISMO. Eminentes científicos e inventores a favor del vegetarianismo Con el fin de ayudar a preservar los recursos naturales de nuestro planeta, muchos de los más grandes pensadores del mundo y científicos a través de la historia, han observado una dieta vegetariana y han afirmado la necesidad de ésta desde el punto de vista tanto moral como lógico.  Por ejemplo, Sir Isaac Newton, “el padre de la física”, y Leonardo Da Vinci, un científico de medio tiempo, quien hizo importantes descubrimientos en hidráulica, óptica y mecánica, fueron ambos vegetarianos. De hecho, Da Vinci era tan ferviente acerca del vegetarianismo que compraba pollos enjaulados y los liberaba. Además, Srinivasa Ramanujan (1887-1920), considerado el más grande matemático de los últimos 1000 años, también era vegetariano.                                             Otro entusiasta vegetariano, el gran inventor, físico e ingeniero Nikola Tesla (1856-1943), qui

Albert Einstein y el budismo

Albert Einstein dijo en cierta ocasión que, a su juicio, el budismo era la única religión compatible con la ciencia. El budismo es una religión con actitud científica, a pesar de que muchos budistas puedan no tenerla. El Buda no es un Dios, sino un sabio, un Einstein de lo espiritual que vivió hace 2500 años. Mediante la reflexión y la meditación, descubrió verdades importantes, leyes del mundo interior, de la misma manera que los físicos han descubierto algunas del mundo exterior, las leyes de la física. Eminentemente práctico, el Buda no se entretenía en discusiones teóricas acerca de la existencia o inexistencia de un Dios personal, sino que ofreció una solución para el sufrimiento humano, que había nacido de su propia comprensión de la naturaleza de la realidad. Sentado bajo un árbol, el árbol del bodhi, alcanzó la iluminación, comprendió la naturaleza vacía de los fenómenos, entendió la raíz del sufrimiento y se decidió a compartir con sus semejantes lo que había descubierto.

MI APORTACIÓN A LA DIVULGACIÓN AMBIENTAL EN TELEVISIÓN por Miguel Aguado

Aunque ya tenía experiencia en televisión, radio y diversos medios de comunicación en distintos temas y muy especialmente en cuestiones ambientales, en los últimos meses llevo teniendo la oportunidad de realizar algo de lo que más me gusta: divulgar en materia de sostenibilidad y medio ambiente. Desde diciembre de 2017, aunque comencé en noviembre del mismo año, llevo apareciendo en varias cadenas de televisión para realizar unos pequeños espacios de divulgación ambiental. Trato de acercar el problema: plásticos en el mar, Cambio Climático, contaminación atmosférica de la forma más entendible y asumible por todos y todas. No se trata de vulgarizar, son de ser lo más didáctico posible sin perder algo un tono de humor. Igualmente, pretendo mostrar algo muy importante: todos formamos parte de la solución, tanto en nuestra capacidad como consumidores, como votantes, como ciudadanos y en lo que podemos denominar la ecología de la vida cotidiana. He sido muy afortunado c