Ir al contenido principal

¿Estás enfocado o te dispersas?

Una de las cosas que caracteriza a la sociedad actual es la ya llamada infoxicación: montones de informaciones y estímulos de todo tipo y nivel que nos llegan sin cesar. Discriminar entre lo que es útil de lo que no, lo que merece la pena y lo que no, es tarea ardua.
Nuestro cerebro ya de por si tiene una tendencia a dispersarse ya que los nuevos contenidos previenen del aburrimiento y pasar de un tema a otro entretiene. Existen numerosos blogs como el de Óptima infinito o el de Think Wasabi que nos enseñan a cómo organizar el tiempo, focalizarnos en la tarea, ser productivos, etc.. Cada vez surgen más aplicaciones que también persiguen eliminar cualquier estímulo que no sea el pertinente cuando estás acometiendo una tarea específica.  Una señal más de que no es difícil perder el foco y estar por cualquier cosa menos por la que tenemos que estar.
En algunas ocasiones ya he hablado de la importancia de entrar en flujo y evitar el esfuerzo inútil, pero eso no quita que haya que mantener la concentración y la perseverancia cuando es necesario. Os invito a leer el siguiente cuento tradicional:
Un hombre decidió cavar un pozo en un terreno que poseía. Eligió un lugar y profundizó hasta los cinco metros, pero no encontró agua. Pensando que aquel no era el sitio idóneo, buscó otro lugar y se esforzó más llegando hasta los siete metros, pero tampoco esta vez halló agua. Decidió probar una tercera ocasión en distinto lugar, y cavar aún mucho más, pero cuando llegó a los diez metros, concluyó que en su terreno no había agua y que lo mejor era venderlo.
Un día fue a visitar al hombre al cual había vendido el terreno, y se encontró con un hermoso pozo.
-Amigo, mucho has tenido que cavar para encontrar agua, recuerdo que yo piqué más de veinte metros y no encontré ni rastro -dijo el recién llegado.
-Te equivocas -contestó el aludido-. La verdad es que yo sólo cavé doce metros, pero a diferencia de ti, siempre lo hice en el mismo sitio.
Algunas personas, tanto en su vida personal como en la profesional, se dedican a ir de flor en flor sin centrarse en nada. No ponen atención y esfuerzo,  ponen poco foco, en lo que realizan. Y además se cansan pronto, esperan resultados rápidos y de no conseguirlos pasan a otra cosa. Esta situación se hace especialmente grave cuando alguien decide ser freelance o emprender un proyecto. En esas situaciones hay que ser capaz de distinguir lo que hay que hacer de lo que no, priorizar y estar en cada momento en lo que es necesario. Y hay que ser capaz de darle el suficiente tiempo a cada cosas para que dé resultados. Si vas apurado por la necesidad de resultados rápidos o si tu mente es, como dicen los budistas, como la mente de un mono, que va de un tema a otro sin parar, sin centrarse en nada, tu proyecto fracasará. Y además, hay que saber cuando seguir, cuando rectificar el camino y abandonar. Tan malo es empeñarse en una idea que no va a ninguna parte como abandonar demasiado pronto por tener prisas. No siempre es fácil. ;)
Y no es fácil aprender a estar en foco, pero puede hacerse. El repertorio de técnicas es muy variado desde las más pragmáticas como la técnica Pommodoro (dividir la tarea en tiempo, 25 minutos de trabajo, cinco minutos de descanso y así sucesivamente) hasta entrar en otros niveles más profundos, que van más allá del comportamiento y se adentran en realizar cambios interiores,  como por ejemplo meditar cada día. Lo importante es que encuentres el modo o los modos que son mejores para ti y que te permiten dedicar tu esfuerzo y energía a aquello que realmente tiene probabilidades de funcionar, en lugar de andar de un lado a otro sin terminar nada.

¿Te es fácil estar en foco?¿Distingues lo importante de lo accesorio?


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué tienen en común Einstein, Newton, DaVinci, Tesla y Edison?

RESPUESTA: EL VEGETARIANISMO. Eminentes científicos e inventores a favor del vegetarianismo Con el fin de ayudar a preservar los recursos naturales de nuestro planeta, muchos de los más grandes pensadores del mundo y científicos a través de la historia, han observado una dieta vegetariana y han afirmado la necesidad de ésta desde el punto de vista tanto moral como lógico.  Por ejemplo, Sir Isaac Newton, “el padre de la física”, y Leonardo Da Vinci, un científico de medio tiempo, quien hizo importantes descubrimientos en hidráulica, óptica y mecánica, fueron ambos vegetarianos. De hecho, Da Vinci era tan ferviente acerca del vegetarianismo que compraba pollos enjaulados y los liberaba. Además, Srinivasa Ramanujan (1887-1920), considerado el más grande matemático de los últimos 1000 años, también era vegetariano.                                             Otro entusiasta vegetariano, el gran inventor, físico e ingeniero Nikola Tesla (1856-1943), qui

Albert Einstein y el budismo

Albert Einstein dijo en cierta ocasión que, a su juicio, el budismo era la única religión compatible con la ciencia. El budismo es una religión con actitud científica, a pesar de que muchos budistas puedan no tenerla. El Buda no es un Dios, sino un sabio, un Einstein de lo espiritual que vivió hace 2500 años. Mediante la reflexión y la meditación, descubrió verdades importantes, leyes del mundo interior, de la misma manera que los físicos han descubierto algunas del mundo exterior, las leyes de la física. Eminentemente práctico, el Buda no se entretenía en discusiones teóricas acerca de la existencia o inexistencia de un Dios personal, sino que ofreció una solución para el sufrimiento humano, que había nacido de su propia comprensión de la naturaleza de la realidad. Sentado bajo un árbol, el árbol del bodhi, alcanzó la iluminación, comprendió la naturaleza vacía de los fenómenos, entendió la raíz del sufrimiento y se decidió a compartir con sus semejantes lo que había descubierto.

MI APORTACIÓN A LA DIVULGACIÓN AMBIENTAL EN TELEVISIÓN por Miguel Aguado

Aunque ya tenía experiencia en televisión, radio y diversos medios de comunicación en distintos temas y muy especialmente en cuestiones ambientales, en los últimos meses llevo teniendo la oportunidad de realizar algo de lo que más me gusta: divulgar en materia de sostenibilidad y medio ambiente. Desde diciembre de 2017, aunque comencé en noviembre del mismo año, llevo apareciendo en varias cadenas de televisión para realizar unos pequeños espacios de divulgación ambiental. Trato de acercar el problema: plásticos en el mar, Cambio Climático, contaminación atmosférica de la forma más entendible y asumible por todos y todas. No se trata de vulgarizar, son de ser lo más didáctico posible sin perder algo un tono de humor. Igualmente, pretendo mostrar algo muy importante: todos formamos parte de la solución, tanto en nuestra capacidad como consumidores, como votantes, como ciudadanos y en lo que podemos denominar la ecología de la vida cotidiana. He sido muy afortunado c