sábado, 3 de agosto de 2013

El 65% de los españoles cree que el calentamiento global es reversible


[foto de la noticia]
Los problemas medioambientales han situado el cuidado de la naturaleza en el punto de mira de los estudios sociológicos. El estudio 'Values and Worldviews' elaborado por la Fundación BBVA, analiza la percepción de ciudadanos de diez países europeos, entre los que está España, acerca de este asunto.
Los resultados han revelado la gran conciencia ambiental de los europeos, ya que la mayoría (71%) lo considera un problema importante, y defiende la necesidad de actuar en favor de la protección del medio ambiente para evitar consecuencias en el futuro.
En general, los europeos consideran que debería limitarse la injerencia del ser humano en la naturaleza. El 60% cree que el calentamiento global se debe más a la actividad humana que a un proceso natural de la Tierra, posición que se acentúa aún más en España, alcanzando un 76%. Sin embargo, aunque con un índice mucho menos alto, el 55% de los europeos cree que el calentamiento global es un proceso reversible.
El país que tiene mayor confianza en la posibilidad de evitar este proceso es Suecia, con un 75%, seguida por España con un 65%. Los hombres y los que tienen un mayor nivel de estudios consideran en mayor medida que el deterioro del medio ambiente se puede evitar.
Además, países como Suecia, Italia, España, o Dinamarca piensan que se le está dando a este problema menos importancia de la que debiera, en contraposición a la Postura de otros países, como Polonia, que creen que se le está dando más importancia de la que tiene.
La mayor parte de los europeos reconocen también la importancia de la ciencia a la hora de entender la naturaleza y resolver problemas, sobre todo en Dinamarca o Suecia, con un porcentaje también alto en España. Los italianos y los alemanes son los menos confiados en la ciencia. En el mismo sentido, los ciudadanos defienden la necesidad de limitar la intervención de la ciencia en la naturaleza, con un menor acuerdo de daneses, holandeses y suecos en este aspecto.

Buenas prácticas ambientales

Además de estudiar qué problemas son importantes para el medio ambiente, es necesario conocer qué se puede hacer por mejorarlo. Según este estudio, el 64% de los europeos se sienten bien informados sobre los hábitos que pueden adoptar para cuidar el medio ambiente.
En todos los países hay una mayoría de personas que afirma llevar a caboprácticas favorecedoras para el medio ambiente. El 84% declara que recicla con frecuencia en Europa, y un 70% en España.
Otro de los hábitos más instaurados en nuestra sociedad es la compra de electrodomésticos de bajo consumo energético, seguida por el 75% de los europeos y el 67% de los españoles. Los menos comprometidos con el cuidado del medio ambiente son los polacos, que consideran que es difícil cambiar los hábitos en este sentido.La mayoría de los españoles ahorran en agua y electricidad, sin embargo, no destacan en el consumo de agricultura ecológica.
Hay ciertos aspectos en los que la diferencia cultural y social de los países europeos crea discrepancias en cuanto a la forma de entender el medio ambiente y sus condiciones. Sin embargo, en muchos de los aspectos importantes se aprecia la superioridad de actitudes favorables a la naturaleza, aún más, según el estudio, en Europa son minoría quienes consideran que el crecimiento económico debe anteponerse a la protección del medio ambiente.