viernes, 18 de julio de 2014

LEGO no quiere que veas este video…



Greenpeace

La semana pasada estrenamos una película de animación que recreaba la relación entre Shell y LEGO, la compañía de juguetes más popular del mundo. En la película, se pedía a LEGO que deshiciese su acuerdo de co-branding con Shell, una empresa que quiere perforar en el Ártico en su carrera por explotar nuevos yacimientos de combustibles fósiles en las próximas décadas. Si no lo has visto, puedes echarle un vistazo aquí - suponiendo que no ha sido eliminado en el momento este blog se publica.

El vídeo se publicó el martes. En las primeras 48 horas, más de tres millones de personas vieron la película y descubrieron el lado oscuro de la alianza de LEGO. Pero el viernes, YouTube retiró el vídeo 'debido a una reclamación de copyright de Warner Bros'.

Nuestro equipo legal argumentó que era un tema de interés público y que la gente debería poder verlo. Nuestro vídeo es una sátira que debería estar protegida por la libertad de expresión.Sin embargo, desde YouTube afirmaban que eliminarían cualquier vídeo que tuviese una queja formal por parte de una empresa.

Inmediatamente reaccionamos publicando nuestra película en Vimeo, donde esperábamos que los propietarios del sitio priorizasen la defensa de la libertad de expresión. Comenzó a acumular cientos de miles de visitas y parecía que esta vez los usuarios sí iban a poder disfrutar de este contenido de denuncia.

Entonces, repentinamente, Warner Bros retiró su denuncia y permitió a YouTube poner de nuevo la película. Pero ya era demasiado tarde. Ya habíamos visto un montón de blogs denunciando que las grandes empresas no pueden seguir con su aspiración de controlar todo lo que ocurre en internet, y que su táctica había 'fracasado'.

A principios de esta mañana, Vimeo también retiró la película, citando - ¿adivinen qué? - una reclamación de copyright de Warner Bros. Si esto es una estrategia de Warner Bros, no está funcionando. La película sigue creciendo en Internet y acumulando visitas cada segundo.

No podemos saber con certeza lo que está pasando entre Warner Bros, LEGO, Shell y YouTube. Pero lo que sí podemos decir es que estas reclamaciones de derechos de autor simplemente no pasarían un examen riguroso, y sin embargo, se están utilizando para tratar de silenciar a un vídeo que está cobrando enorme fuerza y visibilidad.

Creemos que la gente tiene derecho a conocer la asociación imprudente de LEGO con Shell.Sin embargo, estos gigantes corporativos están haciendo todo lo posible para asegurarse de que sea difícil encontrar esta película online -o que cuando se encuentre, el enlace ya no funcione-.

¿Podemos considerarlo como un intento de silenciar las voces molestas, o es más bien solo un ejemplo de ineptitud burocrática de unas de las empresas más poderosas del mundo? No lo sabemos, pero mientras tanto, seguiremos difundiendo este vídeo para que la gente pueda sacar sus propias conclusiones. Así que, aprovechando que el vídeo está visible actualmente, ¡te pedimos que compartas esta película que Shell y LEGO no quieren que veas!

James Turner, es el responsable de comunicación de la campaña de Greenpeace Internacional del Ártico.


Fuente original: http://www.greenpeace.org/

lunes, 14 de julio de 2014

Los beneficios para la salud de los alimentos biológicos


Verduras de cultivo ecológico

CULTIVOS ORGÁNICOS Un estudio de la Universidad de Newcastle 

  • Un nuevo estudio demuestra que son mucho más ricos en antioxidantes

  • Presentan menores cantidades de metales tóxicos y de pesticidas


Los alimentos biológicos tienen un nivel de antioxidantes "sustancialmente mayor" y presentan menores niveles de metales tóxicos y de pesticidas que los cultivados métodos convencionales, usando fertilizantes químicos. A esa con conclusión ha llegado un estudio dirigido por el profesor de la Universidad de Newcastle Carlo Leifert y publicado en el British Journal of Nutrition.


El estudio, elaborado a partir de 343 análisis y trabajos previos, rebate parcialmente una investigación de la Universidad de Stanford que llegó hace dos años a la conclusión de que los productos orgánicos (cultivados sin fertilizantes químicos ni pesticidas) no eran más necesariamente más nutritivos ni beneficiosos para la salud.


El equipo internacional de la Universidad de Newcastle sostiene sin embargo ahora que existen "diferencias estadísticamente significativas" a favor de los productos biológicos, que contienen de un 19% a un 69% más de antioxidantes que los verduras y frutas convencionales. La presencia de antioxidantes en verduras como el brécol, las coles y la espinicas, o en frutas como las uvas, la bayas y los cítricos contribuye notablemente a la prevención de enfermedades degenerativas y cardiovasculares.


Según el estudio, cambiar de verduras o frutas convencionales a otras cultivadas con métodos ecológicos equivaldría a añadir una o dos porciones a las cinco recomendadas a diario por los nutricionistas para tener una dieta sana.


El equipo de la Universidad de Newcastle ha concluido también que los productos orgánicos tienen niveles mucho menores de metales tóxicos como el cadmio que los productos convencionales, que además contienen cuatro veces más restos de pesticidas que los detectados en las verduras y frutas biológicas.


El estudio ha sido financiado por la Unión Europea y por la ONG Sheepdorve Trust, que promueve la agricultura orgánica. Varios científicos han cuestionado de entrada las conclusiones por la financiación del estudio y por el "sesgo" de Carlo Leifert, profesor de Agricultura Ecológica.


Las conclusiones llegan sin embargo en plena curva ascendente del consumo de productos ecológicos en el Reino Unido, tras el bajón experimentado durante la crisis económica y por el efecto en la opinión pública de los estudios que cuestionaban los beneficios de los cultivos orgánicos.


Helen Browning, directora ejecutiva de la prestigiosa Soil Association, el referente mundial en agricultura biológica, aseguró que estamos ante "una investigación crucial que rebate el mito de que los métodos de cultivo no afectan a la calidad de los alimentos de comemos".


Según un sondeo de The Soil Association, el 55% de los consumidores británicos compran orgánico por razones de salud, frente al 53% que quiere evitar productos químicos, el 44% que expresa su preocupación por el medio ambiente, el 35% que afirma que "sabe mejor" y el 31% que lo hace pesando en "el buen trato a los animales".


PUBLICADO EN EL MUNDO