martes, 27 de enero de 2015

Así será el mundo en 2030, según diez de los personajes más influyentes del planeta



Debido a la finitud de nuestra vida, solemos olvidar que no sólo vivimos en un momento de importantes cambios sociales y tecnológicos, sino que estos se producen mucho más rápido que en cualquier otra época de la historia humana. Al fin y al cabo, pasaron unos 400.000 años entre el descubrimiento del fuego y la construcción de los primeros cuchillos y puntas de lanza, pero tan sólo medio siglo entre la invención del televisor y el despegue de internet.

Cada vez más, los grandes emprendedores y políticos suelen convertirse sin problemas en adivinos. En muchos casos, eso tiene algo de profecía autocumplida: es más fácil saber por dónde irán los tiros en el futuro inmediato si tu influencia llega a todos los rincones del planeta y tu patrimonio es equivalente al PIB de muchos países del mundo, de igual manera que el mejor adivino de la alineación de un equipo es su entrenador.

Bill Gates cree que el número de muertes infantiles se reducirá a la mitad

Es lo que han hecho esta misma semana Bill y Melinda Gates en su carta anual sobre las grandes apuestas sobre el futuro. Este año, la pareja ha señalado que, para 2030, el número de muertes infantiles se habrá reducido a la mitad, la polio probablemente habrá desparecido y la revolución agrícola que él mismo pretende poner en marcha habrá conseguido que África sea autosuficiente. No hay duda de que sus visiones tienen en cuenta, sobre todo, las ciencias de la salud y la tecnología.

Para tomar el pulso a lo que otros intelectuales tienen que decir sobre nuestro futuro a medio plazo, la periodista de Politico Susan B. Glasser ha hecho la misma pregunta a 15 figuras influyentes de todo el mundo, que coinciden en su optimismo cauto sobre el futuro… Salvo en el caso de Leslie Gelb, el veterano corresponsal de The New York Times y presidente emérito del Concilio de Relaciones Exteriores, que señala que “el mundo en 2030 será un lugar feo, infestado de rebeliones y represión”. A continuación señala que la tecnología y la ciencia no nos salvarán, sino que sólo servirán para centralizar aún más el poder. Estos 10 testimonios son bastante más optimistas.

Alec Ross. (CC/Prodiinmortales)

La cartografía genética acabará con el cáncer

Alec Ross, de la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Colonia, cree que los ciudadanos occidentales vivirán dos años más de media gracias al abaratamiento de procedimientos como el mapeo génico, que ha pasado de costar 2,7 mil millones de dólares a apenas 10.000. Este procedimiento permitirá diagnosticar el cáncer con mucha más rapidez que ahora, así como la posibilidad de realizar tratamientos individualizados y preventivos. ¿El problema? Que, en un primer momento, sólo los más ricos tendrán acceso a estos adelantos. Es la “cruel realidad” de muchas de las innovaciones que están por llegar.

Las mujeres controlarán su propia fertilidad

A finales de los años sesenta, la píldora cambió para siempre las relaciones entre hombres y mujeres… Al menos, en Occidente. Nancy Birdsall, la presidenta del Centro para el Desarrollo Global, señala que para 2030 todas las niñas de 10 años, incluso las de los países más pobres, podrán decidir su carrera, con quién se casarán, cuándo tendrán hijos y, en definitiva, el destino de su vida. ¿Por qué ahora y no en otro momento? Por la difusión de los métodos de control de la fertilidad y por la creciente toma de conciencia entre las mujeres de las sociedades del Tercer Mundo.

Los avances tecnológicos le gustan a todo el mundo porque no amenazan ningún statu quo o interés político

Contacto con seres de otros planetas

No hay ningún acontecimiento que trastoque tanto nuestra visión del mundo como el descubrimiento de que existe vida en otros planetas: “La transformación sería profunda en todos los campos de la vida humana, la religión, la filosofía, la ciencia y la tecnología, la biología, la medicina, la cosmología y la evolución”, asegura Aaron David Miller, el vicepresidente de Nuevas Iniciativas del Woodrow Wilson Center. Aunque reconoce que dicha posibilidad es reducida en el futuro inmediato, coincide con la tesis de astrobiólogos como Javier Gómez-Elvira: la gran cantidad de galaxias en el universo reduce casi a cero la probabilidad de que no haya vida extraterrestre.

La segunda revolución de los alimentos

Entre finales de los años sesenta y comienzos de los setenta se produjo la primera revolución verde, en la que la productividad agrícola se disparó gracias a nuevas variedades de maíz, trigo y otros granos. La segunda revolución agrícola acabará con el desperdicio de alimentos, explica John Norris, director ejecutivo del Centro para el Progreso Americano. Hoy en día, el 30% de la comida se pierde, una situación fomentada en los países desarrollados por la sobreproducción agrícola, que intenta adelantarse a las fluctuaciones en la demanda.

Charles Kenny.

Apertura de las fronteras

Vivimos en un momento paradójico, recuerda Charles Kenny, del Centro para el Desarrollo Global. El Partido Republicano en Estados Unidos, Ukipen Reino Unido o Marine Le Pen en Francia apuestan por el cierre de fronteras, mientras que los Estados pierden poder y el flujo de inmigración global es cada vez mayor. Hay varias fuerzas que actúan a favor de la desaparición de las fronteras: los nuevos valores que relativizan la importancia del lugar de nacimiento o el envejecimiento de la población, que obligará a que países como España recurran a trabajadores extranjeros para satisfacer la demanda de mano de obra.

Aulas tecnológicas

En unos años, nos olvidaremos de los exámenes estandarizados para toda una clase (o una comunidad autónoma, o un país). Neera Tanden, presidenta del Centro para el Progreso Americano, cree que los avances tecnológicos permitirán a los alumnos recibir una educación personalizada, y los profesores conocerán las necesidades de cada uno de ellos gracias a la medición más eficiente de las variables del aprendizaje.

Los derechos de los pobres serán reconocidos

William Easterly, economista de la Universidad de Nueva York y autor de La tiranía de los expertos: economistas, dictadores y los derechos olvidados de los pobres denuncia a todos aquellos que consideran la tecnología como la panacea: “Los avances tecnológicos le gustan a todo el mundo porque no amenazan ningún statu quo o interés político”. El único avance de verdad que puede producirse en la sociedad pasa por reconocer los derechos políticos y económicos de los más desfavorecidos, de forma que la tecnología esté al alcance de ellos y no sea una manera de ensanchar aún más la brecha entre pobres y ricos.

Ralph Nader. (Reuters)

El pueblo, por fin, participará políticamente

Ralph Nader, el gran líder de los consumidores estadounidenses, ya afirmaba en una entrevista en El Confidencial que “si tan sólo el 1% de la gente se organizara en cada distrito para representar a la opinión pública, ganaríamos”. La movilización sociales el gran reto para crear un planeta más democrático social, política y económicamente, sobre todo a la hora de conseguir que “las innovaciones y la tecnología sirvan a la gente y no la detenga”.

La brecha de género se reducirá

Los cambios sociales, políticos y económicos más importantes se producirán gracias a la entrada de la mujer en los puestos de toma de decisiones, señala Melanne Verveer, directora del Instituto para la Mujer, la Paz y la Seguridad de Georgetown. No sólo porque su emprendimiento dará lugar a nuevos puestos de trabajo, sino también porque su liderazgo y talento introducirá nuevos valores en las empresas que permitirán solucionar problemas como el cambio climático o la corrupción.

Se invertirá más dinero en la educación y la salud de los niños

Aunque el siglo XX haya sido el momento clave en la reducción de la mortalidad infantil, para Esther Dyson, la fundadora de HICCup y presidenta de EDventure Holdings, el futuro se encuentra en invertir aún más en los niños. No sólo a la hora de cuidar su salud, sino también en la mejora de su educación. “Deberíamos empezar a pensar a largo plazo y a apreciar las matemáticas, la estadística y la ciencia”, explica. “Deberíamos invertir miles de millones que se convertirían en billones en bienestar más tarde, de la misma manera que compramos gasolina para nuestros coches”.

Publicado en EL CONFIDENCIAL.ES

viernes, 23 de enero de 2015

AL GORE: Cambio climático ¿qué es lo siguiente?, un clima para la acción.



Este vídeo se corresponde con la reciente intervención de Al Gore en la reunión de este año 2015 en el Foro Económico Mundial ( World Economic Forum Annual Meeting 2015).


trato de hacer una sinopsis de su intervención, la cual puedes ver íntegra en el vídeo superior y con traducción al castellano:

Una vez más y en un foro muy adecuado, el ex Vicepresidente de los Estados Unidos de América y activista mundial contra el cambio climático, aprovechó para concienciar, señalar los riesgos, la situación actual y las soluciones frente al Cambio Climático.

Después de describir algunos de los mortales, desestabilizadores y destructivos "costes de carbono" que se produjeron durante el último año – el más caluroso en la historia, Al Gore enfoca con soluciones limpias, argumentando que el peligro de nuestra trayectoria actual puede ser compensado por la enorme oportunidad, liderada entre otras por la comunidad empresarial, para cambiar el curso de la historia.

Al Gore enmarca la crisis climática que enfrenta la humanidad con dos preguntas: "queremos cambiar nuestro rumbo actual? Si lo hacemos, ¿podemos? "El peligro de la primera pregunta está enmascarado por la oportunidad de la segunda, dijo.

Nuestra civilización es alimentada en un 85% por los combustibles fósiles, liberando 110 millones de toneladas de contaminantes en la capa atmosférica cada 24 horas. Como los niveles de dióxido de carbono aumentan las temperaturas, el efecto de esta energía es el equivalente acumulativo de la detonación de 400.000 bombas atómicas al día, 365 días al año.

El calor que sentimos es extremo, literalmente. Pero los efectos menos visibles de las enormes cantidades de humedad que se evapora de la tierra y el mar tienen consecuencias mucho más devastadoras para la humanidad. El aire caliente ahora aumenta e incorpora un 4% más de humedad, apareciendo a menudo a miles de kilómetros de distancia. ¿El resultado? Los tifones extremos inundan las ciudades, la existencia de 4 millones de refugiados sin hogar en las Filipinas, por ejemplo, y resulta llamativo que el propio Papa Francisco esté preparando una encíclica sobre la crisis climática. Inundaciones y deslizamientos de tierra han matado a casi tantas familias afganas como han muerto en guerras. Por el contrario, la sequía agrava los conflictos económicos desde California a Ucrania, disturbios impulsados por los altos precios de los alimentos e inestabilidad en Siria. Las mareas altas golpearon muchas ciudades costeras. Nuestras instituciones, seguros e infraestructuras no fueron creados considerando estas situaciones extremas. 

Contra este sombrío "ambiente apocalíptico", las soluciones son posibles y están al alcance de la mano – y de manera rápida se están adoptando a nivel mundial. Energía limpia innovaciones en el uso del viento y las energías renovables solares, dirigidas por la comunidad empresarial, están superando incluso los ambiciosos objetivos proyectados tempranos "10 a 17 veces más". Los costes de células solares de silicio están cayendo en picado, llevando a una gran penetración de paneles fotovoltaicos en todo el mundo. por ejemplo, Bangladesh instala dos nuevos techos con paneles cada minuto; en Victoria, Australia, uno de cada dos casas utiliza energía solar.

Para acelerar las soluciones, los países necesitan poner un precio al carbono y "poner un precio a la negación de la política". En noviembre pasado, los Estados Unidos y China firmaron un acuerdo histórico para limitar las emisiones de carbono. 2015 será el "año del clima" con planes en junio para que mil millones de personas se involucren en el activismo de Live Earth que darán forma a una cumbre sobre el clima en París. Live Earth es una nueva iniciativa que pretende garantizar la reducción significativa de las emisiones por los países del mundo.


Es llamativa la referencia que hace Gore sobre El vaticano:

"El Vaticano quiere ser el primer país de la tierra a ser neutro en carbono. Tiene dos ventajas: son muy pequeñas y Dios estáen de su lado.


Más info sobre LIVE EARTH:


http://liveearth.org



Vice-President of the United States (1993-2001); Chairman and Co-Founder, Generation Investment Management, USA

jueves, 22 de enero de 2015

Tali Sharot, la investigadora del optimismo



PUBLICADO POR EDUARDO PUNSET en FINANZAS.COM
Cada vez, más científicos sugieren que a los humanos nos domina la intuición y no tanto la razón, y que el cerebro se las apaña para hacernos creer que controlamos nuestras acciones, cuando en realidad no es exactamente así. Tali Sharot es uno de ellos. Guiada por sus investigaciones, sostiene que vivimos inmersos en tres ilusiones que nos pintan el mundo de color rosa. Veámoslas.
Piensen si se creen más o menos diestros al volante que los demás. Probablemente estén convencidos de que lo hacen mejor. Según Sharot, el 93 por ciento de la población cree estar por encima de la media en cuanto a conducción, pero eso es imposible, pues no todos podemos ser superiores al promedio. Esto es lo que la científica denomina 'ilusión de superioridad'.
Otro ejemplo: estamos en plenas vacaciones y muchos dudan, sin embargo, entre realizar un viaje a algún lugar remoto o pasar un relajado estío en el pueblo de la costa de toda la vida. Sea cual sea el lugar escogido, seguramente darán con muchas razones lógicas (llámenlas 'excusas' si quieren) para creer y justificar que la elección tomada fue la mejor. Tendemos a pensar que nuestros motivos son fundados, y a este hecho Sharot lo llama la 'ilusión introspectiva'.
En tercer lugar, pese a los altibajos de la vida, sobreestimamos las experiencias positivas que nos depara el futuro e infravaloramos lo negativo. Seremos longevos, tendremos éxito profesional, gozaremos de una salud de hierro... En definitiva, el futuro será mejor que el presente. Quizá acabe siendo así, pero no tiene por qué; muchas veces las expectativas se tuercen. Es el llamado 'sesgo optimista', y este carácter nos permite salir adelante y no parar. 
La mejor noticia es que podemos ser conscientes de esta visión optimista de la vida, ya que sucede lo mismo que con las ilusiones ópticas: que, aunque uno las entienda, no desaparecen. Así que ya saben: pónganse las gafas de cristales rosas y saquen partido a su optimismo. 
¿Quién es?
Psicóloga. Profesora de Neurociencia Cognitiva en el University College London, donde también dirige el Laboratorio del Cerebro Afectivo. Sus estudios se centran en la motivación, las emociones y el optimismo. Es una gran divulgadora de la investigación en neurociencias, como hace en su libro The optimism bias, de 2012. 
¿De dónde viene?
Nació en la década de los setenta en Israel. Se licenció en Psicología en la Universidad de Tel Aviv gracias al consejo de su abuela, médica, que fue su gran fuente de inspiración.
¿Qué ha aportado?
Ha constatado que los humanos somos optimistas por naturaleza, al gozar de un cerebro positivo irracional. Creer en un futuro mejor nos predispone a estar más sanos, a esforzarnos más, a perseguir metas con mayor perseverancia, a poner más empeño en nuestros proyectos. Es una cuestión de supervivencia. La anécdota Fue llegar a Londres para entrevistar a Tali Sharot y ¡patapam! Me fracturé tibia y peroné por un maldito traspié. Al final, nos la ingeniamos para grabarla por videoconferencia. Definitivamente, quien no está conectado es porque no quiere.

jueves, 15 de enero de 2015

miércoles, 14 de enero de 2015

martes, 13 de enero de 2015

Mapa: Los Países más felices del Planeta


Tras haber analizado 151 países, un nuevo estudio revela cuáles son los lugares más felices del planeta basándose en la esperanza de vida, el nivel de bienestar y la huella ecológica. Los resultados obtenidos pueden resultar sorprendentes.

Un nuevo estudio realizado por la página web Movehub ha analizado 151 países para determinar qué lugares ofrecen la vida más feliz y longeva a sus ciudadanos. Según los resultados, la lista está encabezada por Costa Rica, Colombia y Vietnam, informa ‘Mail Online’.


La clasificación se basa en los datos del último Índice del Planeta Feliz (HPI en inglés), que sirve para medir el bienestar sostenible. Los creadores del HPI aseguran que el índice “mide lo que importa”, más que la riqueza. Los tres componentes que se han utilizado en el estudio son la esperanza de vida, el nivel del bienestar percibido y la huella ecológica. Para obtener los datos, los investigadores han entrevistados a los ciudadanos de cada país preguntándoles su opinión.


El bienestar percibido se ha evaluado con la pregunta llamada ‘La escalera de la vida’, de la organización Gallup World Poll. Con ella se pide a los encuestados que imaginen  una escalera en la que el 0 representa la peor vida posible y el 10 la mejor y respondan en qué escalón de la misma se encuentran.
En relación a la esperanza de vida, el índice HPI ha utilizado datos del año 2011 del informe sobre el Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
Respecto a la huella ecológica, el HPI utiliza las Huellas Ecológicas del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF): un índice que determina la cantidad de tierra necesaria para mantener los patrones de consumo de un país (se mide en hectáreas globales, que representan hectáreas de tierra con biocapacidad productiva media).
Mientras dos de estos factores medidos hacen referencia  directamente a la felicidad general, el tercero se concibe como una muestra de la felicidad sostenible, es decir, el grado de capacidad de un país de mantener a sus ciudadanos sin ayuda externa. No obstante, la clasificación no ha tenido en cuenta los niveles de desigualdad interna ni los derechos humanos, por lo cual los países como Siria, Irak y Arabia Saudita han obtenido resultados similares a Francia y el Reino Unido.

jueves, 8 de enero de 2015

Los ‘cinco venenos’ que ingieres a diario



Descubre cuáles son los alimentos dañinos que están en tu dieta diaria. 


Quien se empeña en mantener una dieta saludable normalmente suele evitar el consumo de grasas y carbohidratos sustituyéndolo por una dosis de ejercicio. Sin embargo, existen ciertos alimentos que parecen imprescindibles y que se usan de forma cotidiana que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Los llaman los "venenos blancos" de la gastronomía y tienen muy poco valor nutricional. Son el azúcar, la sal, la harina, el arroz refinados y la leche pasteurizada. Estos ingredientes son causantes de diferentes enfermedades degenerativas como la diabetes, la hipertensión arterial y hasta el cáncer.


Sal refinada



Un día, la industria decidió convertir la sal cristalina natural en un ingrediente procesado que sólo contiene cloruro sódico. Es la sal que ingerimos diariamente y con la que condimentamos nuestros platos. Investigadores y médicos lo han catalogado como "veneno" por su toxicidad ya que, además contiene yodo y flúor de forma artificial. La sal natural era un alimento que proporcionaba al ser humano todos los elementos necesarios para la subsistencia del ser humano: nuestra sangre es prácticamente idéntica al agua salina. 


Azúcar refinado 




Un producto fruto de la combinación química de la caña de azúcar o la remolacha y la cal. Este último componente mata todas las vitaminas que el azúcar natural contiene. Además, se le añade dióxido de carbono para acelerar la cal y sulfato de calcio para decolorar y dejar el producto blanco. El azúcar refinado no tiene proteínas, ni vitaminas, minerales, fibra o grasas. Es decir, no aporta ningún beneficio a la alimentación humana. Los edulcorantes químicos como la sacarina también aumentan el riesgo de cáncer. 


Harina refinada 




El ingrediente principal del pan que comemos hoy en día. Cuanto más fina y blanca es la harina, menos fibras, vitaminas y minerales contiene. La harina blanca producida es puro almidón. Los tratamientos químicos en el grano producen aloxano, un veneno utilizado en la industria de la investigación médica para producir diabetes en ratones sanos. Lo ideal es que comamos pan de centeno o pan integral. 


Arroz refinado 




Según estudios de la Universidad de Harvard, el arroz blanco causa menos aumentos bruscos en los niveles de glucosa en la sangre. Descubrieron que aquellas personas que consumían cinco o más porciones de arroz blanco a la semana tenían un 17% más de riesgo de contraer diabetes que aquellos quienes consumían menos de una porción al mes. El arroz se ha consumido durante siglos en muchos países, pero fue en el siglo XX cuando comenzó a refinarse y consumirse como arroz blanco. Los médicos recomiendan el consumo de arroz integral. 


Leche pasteurizada 



En el proceso de pasteurización de la leche de vaca se destruyen las bacterias beneficiosas y las enzimas esenciales para la absorción de nutrientes. Destruye también toda su fosfatasa, un elemento esencial para la absorción del calcio y la vitamina D. Se considera que la leche pasteurizada es la principal causa de alergias en los niños, según la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos. Además está repleta de grasas saturadas y colesterol. Muchos investigadores relacionan este alimento con la diabetes y la osteoporosis. ¿Alternativas? Leche vegetal, como la de soja.

Publicado en ESQUIRE.ES

domingo, 4 de enero de 2015

Thomas Piketty: Nuevas reflexiones sobre el capital en el siglo XXI


El economista más de moda, o más mediático, del año, Thomas Piketty, explica por qué la desigualdad económica va a peor. 21 minutos (incluye entrevista tras la charla).