miércoles, 28 de septiembre de 2016

EL DALÁI LAMA EXPLICA AL PARLAMENTO EUROPEO POR QUÉ NO EXISTE TAL COSA COMO "UN TERRORISTA MUSULMÁN" (VIDEO)


CON GRAN LUCIDEZ, EL DALÁI LAMA ARGUMENTÓ QUE LOS TERRORISTAS, POR DEFINICIÓN, NO PUEDEN SER RELIGIOSOS.

Hace unos días, invitado por el Parlamento Europeo, el Dalái Lama habló sobre la necesidad de crear un diálogo interreligioso en el que se encuentren los puntos en común entre las diferentes religiones --similitudes que son mucho más esenciales que las diferencias.

Sobre el tema del llamado terrorismo musulmán que he provocado un estado de alarma y xenofobia en Europa, el Dalái Lama señaló que en realidad el término "terrorista musulmán" o "terrorista budista" es erróneo, ya que la violencia contradice los principios de todas las grandes religiones. 

El Dalái Lama dijo que desde el evento del 9-11 ha defendido al islam, considerando injusto el tratamiento que se ha dado a este fe en la arena global. Creciendo en Lhasa, dijo, tuvo contacto con comunidades musulmanas y actualmente tiene contacto amigable con musulmanes en India, a los cuales describe como pacíficos y gentiles.  "El fraseado 'terrorista budista' o 'terrorista muslumán', está equivocado, cualquier persona que comete actos de violencia ya no es un auténtico musulmán o un auténtico budista. En las enseñanzas islámicas se dice que cuando alguien comete actos de violencia, ya no es un practicante auténtico". Agregó que el significado de jihad no es golpear o agredir a otra persona, sino dominar las propias emociones, "combatir el odio y el enojo en uno mismo". Y señaló que él se sintió incómodo cuando vio una portada de la revista Time que decía "terroristas budistas", por lo cual entiende la sensación que tienen los musulmanes actualmente, y llamó a no generalizar con estos términos. (Esta parte del discurso empieza al minuto 31:00 del video).

En el tono bromista que le caracteriza, el Dalái Lama comentó que cuando le preguntan el secreto de por qué se mantiene joven a sus 81 años de edad, no contesta, justamente porque es su secreto. Sin embargo, sí dijo que es importante para todo ser humano dominar su mente y evitar las emociones negativas, sugiriendo que la compasión es algo así como la fuente de la juventud y que la paz interna es el principio de la paz externa y de la paz mundial. Para lograr esto recomendó la meditación analítica. 

El Dalái Lama contó también sobre sus conversaciones con miembros de la fe cristiana, religión que difiere de budismo en la creencia de un dios creador. Sin embargo, señaló, ambas religiones, "con diferentes conceptos tienen el mismo propósito: brindar la convicción en el valor de la práctica de la compasión". Y contó sobre un reciente encuentro interreligioso en el que participó con un monje cristiano que había estado 5 años en retiro en una eremita. Al preguntarle cuál era su práctica, el monje le respondió que practicaba la compasión. Así que en las diferentes religiones se tiene la misma práctica, y en esto consiste la esencia de las religiones. Ya sea con un dios creador o sin un dios creador, la religión enseña fundamentalmente que todos los seres humanos son potencial de amor. Para eliminar las asperezas entre las diferentes religiones, el Dalái Lama recomendó simplemente conocer sobre las diferentes religiones y buscar los puntos en común no las diferencias. 

China condenó esta participación del Dalái Lama en el Parlamento Europeo y amenazó con represalias.  

lunes, 19 de septiembre de 2016

UN BREVE Y ENTRETENIDO VIDEO QUE MUESTRA LA MEDITACIÓN DESDE UNA PERSPECTIVA CIENTÍFICA. MUY RECOMENDABLE

Meditation 101: A Beginner's Guide from Gobblynne on Vimeo.


Quienes seguís este blog sabes que con frecuencia trato de buscar los vínculos la neurología y la ciencia en general con la meditación e igualmente con muchas de las enseñanzas del budismo. 

La meditación, tenga o no componentes espirituales, está reconocida en la ciencia como una práctica o ejercicio para la mente al menos saludable y de gran valor como para el cerebro, el resto del cuerpo y nuestro estado anímico.

Es por ello que al encontrar este estupendo y entretenido video sobre la meditación, no he podido que menos que recomendarlo. 

En este pequeño pero ilustrativo video, el periodista Dan Harris introduce a las práctica de la meditación desde una perspectiva científica, de una manera muy amigable.

La animación de la pieza es de Katy Davis quien hace una excelente labor. 

Harris explica que la meditación es una práctica "simple secular, científicamente validada que es en realidad un ejercicio para la mente" (quizás el mejor ejercicio para la mente jamás ideado por el ser humano.

Las base de la meditación es sentarte con la espalda recta y notar las sensaciones físicas de la respiración (mindfulness), generalmente la nariz o la zona abdominal, sólo notar esto y cuando los pensamientos surgen simplemente recordar, y traer la atención a las sensaciones. Aunque Harris dice que la meditación es algo secular en lo cual no se tiene que tener ninguna creencia, esta técnica claramente viene de la meditación budista, del "sati" (recolección de la mente en el dharma). Harris explica que cada vez que se hace esto es como un ejercicio mental que construye el músculo de la concentraciójn, algo que se muestra en el laboratorio.

El otro beneficio importante de la meditación es que que "rompe un hábito de toda una vida de andar en una niebla de proyecciones y ruminaciones y mantenerse en el aquí y en el ahora. Es algo radical. No se requiere una gran inversión, con sólo 10 minutos al día hace una diferencia", dice Harris.

miércoles, 31 de agosto de 2016

ANTROPOCENO: 5 PUNTOS QUE MUESTRAN EL VERGONZOSO LEGADO QUE EL SER HUMANO ESTÁ DEJANDO AL PLANETA



Científicos piden declarar oficialmente que estamos ya en una nueva era: el Antropoceno, la era que se caracteriza por la influencia humana. Según el International Geological Congress que se reunió en Ciudad del Cabo esta semana, esta nueva era empezó como tal en 1950 con la dispersión de elementos radioactivos a lo largo del planeta. Otros rasgos que definen a esta era son la contaminación de plástico, el hollín dejado por las plantas de energía, el uso de concreto e incluso la proliferación de los huesos de pollos domésticos.

Hasta hace unos años se consideraba que vivíamos en el Holoceno, la época que inició hace cerca de 12 mil años con la última glaciación. La enorme aceleración de nuestra tecnología y sus efectos sobre el medio ambiente ha hecho que los científicos argumenten que el nivel de transformación planetaria amerita un nuevo término.  

El filósofo Manly P. Hall dijo alguna vez que la Tierra nos había entregado un paraíso "y nosotros estamos devolviendo un basurero". La frase es dura, pero la evidencia tristemente la confirma. En la ceguera de la expansión económica a través de la tecnología, es posible que llevemos a la mayoría de las especies del planeta a la destrucción, modifiquemos tanto la atmósfera que tendremos que abandonar nuestras ciudades y quizás como sugieren algunos transhumanistas incluso debamos de confiar en colonizar otro planeta. Tal vez podremos seguir existiendo, pese a este desastre, y entonces seremos siempre aquellos que cargarán un oscuro pasado. Triste, sin duda, que estemos definiendo la historia planetaria por una serie de actividades tan destructivas, siendo que nuestra capacidad es proporcionalmente tan o más creativa y positiva. 

The Guardian ha compilado 5 puntos que evidencian la llegada del Antropoceno

Un incremento en la extinción de plantas y animales por sobre el promedio histórico del planeta. La Tierra está en curso de ver como se extinguen el 75% de todas las especies en los siguientes siglos si las tendencias se mantienen.

  1. Un incremento en la extinción de plantas y animales por sobre el promedio histórico del planeta. La Tierra está en curso de ver como se extinguen el 75% de todas las especies en los siguientes siglos si las tendencias se mantienen.
  2. Un incremento en las emisiones de CO2 en la atmósfera, lo cual ha resultado en un calentamiento global que podría ser el más dramático desde la extinción de los dinosaurios. Esto a la vez se ha acentuado aumentado las emisiones de 280 partes por millón antes de la era industrial a 400 partes por millón actualmente.
  3. Hemos llenado nuestros ríos, lagos y mares de tanto plástico que partículas de microplástico pueden observarse en todas partes y dejarán rastros fósiles por numerosas generaciones.
  4. Se ha duplicado el nitrógeno y el fósforo en nuestras tierras de cultivo en el último siglo por el uso de fertilizantes. Esta podría ser la principal modificación al ciclo de nitrógeno en más de 2 mil millones de años.
  5. Hemos dejado partículas aéreas como carbono negro en sedimentos y glaciares debido a la quema de combustibles fósiles, literalmente manchando nuestro planeta. 

miércoles, 13 de julio de 2016

SATURNO O LOS LÍMITES DEL INFINITO (video)


(PINCHA EN LA IMAGEN PARA VER EL VIDEO EN YOUTUBE)

UN HIPNÓTICO VIDEO NOS LLEVA DE VIAJE POR LOS ANILLOS DE SATURNO, EL ASTRO DE LA MELANCOLÍA, EL PLANETA MÁS ELEGANTE

Para todos aquellos que alguna vez han sentido la atracción de Saturno, el planeta que para los antiguos era el límite de nuestro sistema, la puerta del caos y la puerta también a las esferas superiores, este video muestra un genial edit de imágenes de la sonda Cassini casi jugueteando con las lunas y los anillos del sistema saturnino. Tenemos algo así como un oscuro funk de ping-pong cósmico y por momentos un billar sideral conformado por las lunas en ángulos distorsionados, en chispas y giros alrededor de los anillos de Saturno que por momentos se convierten en una especie de vinilo, la estructura en la que todo sucede.

Saturno es, por supuesto, el astro que rige la melancolía, el humor de los solitarios, sabios y desencantados con la experiencia mundana; es también el planeta del karma, Señor del Tiempo con su terrible guadaña, el que todo lo devora. En la astrología antigua, como se expresa en el Poimandres de Hermes Trismegisto, Saturno era la primera esfera de materialización en el descenso del alma desde lo inmaterial hasta la Tierra y la séptima y última esfera en el proceso de ascención o liberación; es por ello que se le conoce como el guardián del oro espiritual. Todo esto es solamente material accesorio, pretexto para las imágenes que hablan por sí solas.

La música corre a cargo de saQi, un artista mayormente desconocido que parece especializarse en la trompeta pero con repertorio amplio, influido por el sufismo --nótese los giros, cual derviche, que da el video siguiendo los anillos hasta el vértigo y la hipnosis-- y quien ha tenido el buen tino de visualizar su música con estas imágenes que serán entrañables para todos los que sienten el llamado de Saturno, el verdadero guardián del más allá.

viernes, 17 de junio de 2016

De la economía digital al postcapitalismo: una transición en marcha por Manu Escudero




Cambios inicipientes en la producción y la empleabilidad


El carácter exponencial de la economía digital y la naturaleza infinita de su input principal, la información digitalizada, han detonado dos nuevas tendencias que están crecientemente conectadas. Por un lado, el capitalismo necesita cada vez menos contenido de trabajo productivo; por otro, surgen nuevas actividades socialmente útiles que ocupan a cada vez más gente, funcionando fuera de la lógica mercantil del capitalismo. 

Estas lineas pretenden contribuir a la construcción de un relato que hilvane una nueva noción del progreso social y del avance de la humanidad a partir de esa íntima conexión.

El capitalismo necesita cada vez menos trabajo productivo

Los estudios que analizan la influencia tecnológica en el mercado de trabajo han ocupado en los últimos años de modo creciente no solo a grandes especialistas sino a instituciones de prestigio como el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que publicó un extenso informe sobre el futuro del mercado de trabajo en 2012, la Universidad de Oxford en 2013, o el Instituto Pew Research en 2014, que elaboró una encuesta entre casi 2.000 grandes expertos que debían responder sobre la incidencia estimada del cambio tecnólogico en el empleo neto en el horizonte 2025.

La conclusión dominante de esos trabajos es que anticipan, por un lado, una oleada de desempleo que afectará especialmente a algunos grupos de especialidades tanto no cualificada como cualificadas y, por otro, cambios en la división del trabajo hombre-máquina, con efectos profundos sobre el modo de producción, distribución y consumo.

Esas mutaciones se harán visibles en dos etapas: en la primera, los robots pasarán a convertirse en un objeto de uso general en muchas actividades, con efectos sustitutivos sobre efectivos humanos de cualificación media en diversos campos de la producción, administración, logística, marketing y servicios. La segunda etapa se verá afectada por los grandes avances en inteligencia artificial, que, a un nivel elemental ya se está convirtiendo en una realidad cotidiana en los asistentes digitales (tipo Siri de Appel) que están en todos los teléfonos inteligentes. Cuando alcance su esplendor, podrían dejar de ser necesarios diversos perfiles de especialistas creativos en áreas de ciencia, ingeniería y arte que forman parte de las llamadas “profesiones liberales”.

Los efectos sociales de esas transformaciones viene agudizadas por desarrollarse bajo la hegemonía absoluta del capitalismo financiero, propio de su etapa actual neoliberal. A las desigualdades crecientes entre capital-trabajo se unirá la polarización entre los diferentes tipos de trabajadores, acentuando las diferencias entre la renta del 20% de profesionales altamente cualificados y el 80% restante de trabajadores.

Desigualdad y desempleo creciente parecen ser las señas de identidad de un futuro en el que el sistema capitalista no solo necesita cada vez menos volumen de trabajo productivo sino que no es capaz de retribuir con remuneraciones suficientes al trabajo para garantizar un nivel de vida digno. La depresión consecuente del mercado de trabajo vendrá acompañada de una tendencia creciente a la deflación de precios, la baja productividad y al bajo crecimiento, con un PIB insensible a las inyecciones monetarias que los bancos centrales están insuflando en las economías desarrolladas.


Se trata de un fenómeno de largo plazo, que conecta el descenso de precios de bienes y servicios y salarios reales con la disminución de la cantidad de trabajo que precisan para ser producidos. Y ello nos acerca a los postulados de la economía política clásica que, desde Adam Smith hasta Marx, conectaban el valor de un bien con la cantidad de trabajo que incorpora. Desde esa perspectiva, la tendencia a la disminución de la necesidad del trabajo humano en el mercado capitalista ya está operativa. Se comienza a percibir en nuestras sociedades en la forma de una disminución generalizada del tiempo de trabajo, el progreso de las fórmulas de trabajo a tiempo parcial, la difuminación de las fronteras entre tiempo de trabajo profesional y tiempo dedicado a actividades no remuneradas, o la proliferación de las carreras irregulares combinando periodos de trabajo asalariado o profesional y otras actividades. En otras palabras:en la economía digital, el pleno empleo, el de las carreras regulares a 40 horas semanales, se ha vuelto imposible.

Nuevas actividades y un nuevo modo de producción que surge al margen del mercado

Todos los economistas que se dedicaron a la economía política prestaron siempre gran atención a la base tecnológica del modo de producción. En concreto, Marx en su Fragmento sobre las máquinas, (incluido en los Grundisse) escribió un par de páginas que nunca pasaron a ser parte del marxismo tal y como ha sido desarrollado hasta la fecha, brillantemente rescatadas para la izquierda por Paul Mason en su Postcapitalismo (Paidos, 2016). Si la izquierda marxista siempre pensó (y fracasó por ello) que la planificación estatal era la ruta de escape desde el capitalismo, en estas páginas Marx apunta que la ruta de escape desde el capitalismo es el intelecto social. Así, vislumbró con clarividencia una situación en la que el capitalismo llegaría a basarse en el conocimiento, impulsando su carácter social opuesto a las formas privadas de producción. Un momento en el que “el capital trabaja para su propia disolución”, en el que el principal factor de producción es la inteligencia colectiva, y “el desarrollo libre de las individualidades” trae como resultado la “reducción del trabajo necesario de la sociedad a un mínimo”. 

Nuevas relaciones de producción

Junto a la expulsión gradual de trabajadores del mercado capitalista, han comenzado a surgir nuevas relaciones de producción.

Lo cierto es que, junto a la expulsión gradual de trabajadores del mercado capitalista, han comenzado a surgir nuevas relaciones de producción posibilitadas por el cambio tecnológico, que caen completamente fuera de la esfera del mercado, acompañadas de modos de distribución y consumo abiertas, libres, sin precio. Pensamos que se trata de un nuevo modo de producción que es hijo de la digitalización masiva de los procesos económicos, que maneja un volumen de información que tiende a infinito, la procesa casi instantáneamente, la reproduce de modo ilimitado y la incorpora a multiples actividades de modo global y colaborativo.

En productos como Wikipedia colaboran 75.000 voluntarios que han construido la enciclopedia más vasta del mundo, con costes nulos de capital y trabajo y es un producto libre, colaborativo y permanentemente actualizado. Todo el proceso se construye desde una lógica no mercantil: se alimenta desde la colaboración de las multitudes para compartir el saber (o crowd wisdom) y se financia desde el micropatrocinio a través de la aportación de fondos sin contrapartida (o crowdfunding).

Pero no siempre es así. Los nuevos modos colaborativos a veces se insertan en procesos más complejos en los que la lógica mercantil termina apareciendo y pugnando por ser dominante. La rapidez en que se ha cimentado el liderazgo de Android, el sistema operativo de Google para movil, es su capacidad para crecer y adaptarse a distintos requerimientos de los fabricantes a partir de un núcleo Linux de código abierto y libre, de precio cero en el mercado. Con sus conflictos, el conjunto de relaciones que propicia, se alimenta de una red de aplicaciones que combinan contribuciones universales y compartidas, no mercantiles, con otras exclusivas, regidas por la lógica del coste y el beneficio tradicional.

La extensión de los creative commons han sido determinantes en la universalización de las actividades culturales y creativas que son el cimiento de la nueva economía de los intangibles. Se trata de licencias copy left en las que el creador organiza las prioridades de uso de sus obras anteponiendo que se cite su autoría sobre cualquier otra consideración mercantil asociada al copy right. Al poner el foco en la eliminación de la propiedad intelectual, quitan cualquier sentido transaccional a la reutilización de los contenidos y facilitan que el trabajo creativo se comparta rápidamente. En Noviembre de 2014 había ya 880 millones de trabajos creativos estimados dentro de esta categoría.

El conjunto de actividades que caen bajo la categoría de contenido generado por los usuarios no solo se limitan a subir a la red blogs, fotos o videos personales, sino que también aportan valores crecientes a los procesos de decisión, añadiendo, por ejemplo, transparencia y control sobre la calidad de los servicios de hoteles, restaurantes o servicios, o alimentando los foros de discusión que resuelven cuestiones que antes atendían los departamentos comerciales, de atención al cliente y de mantenimiento, solucionando problemas e incidencias. Son actividades socializadas que quedan fuera del mercado pero que sustituyen a operaciones internas que antes realizaban y costeaban todas las empresas.

El sector postcapitalista de la economía

La disputa entre esos modos de producir, el nuevo regido por pautas colaborativas y abiertas y el viejo regido por la lógica mercantil, se va haciendo evidente. Aunque la hegemonía de lo mercantil permanece y consigue, en muchas ocasiones, apropiarse del plus producto generado bajo el nuevo modo de producción, convirtiéndolo en subalterno, es evidente que la disputa se está generalizando, mucho más cuando la transformación tecnológica expulsa a cada vez más trabajadores de los procesos productivos.

La disputa entre esos modos de producir, el nuevo regido por pautas colaborativas y abiertas y el viejo regido por la lógica mercantil, se va haciendo evidente

La socialización de esos procesos incorporarían cifras escalofriantes al PIB de los países si pudieran ser medidas, pero, al no hacerlo, ocultan un fenómeno de una magnitud nunca imaginada: todo un nuevo sector en crecimiento, que viene a unirse a la emergencia de una oleada de nuevas actividades en el ámbito de la economía social y solidaria y de la innovación social. 

A este nuevo sector lo denominamos el sector postcapitalista de la economía. Lo que defendemos es que la irrupción de la economía digital está abriendo las puertas a una transición desde el sistema capitalista a otro nuevo sistema, en el que el mercado y el capital van a ir coexistiendo de modo creciente con un sector de la economía que no opera con la lógica del beneficio ni con la lógica del mercado. Al igual que ocurrió en la larga y compleja transición entre el modo feudal y el capitalista, en la que convivieron lógicas muy diversas durante mucho tiempo, el agotamiento creciente del modelo neoliberal nos muestra ya las entrañas de los modos post-capitalistas.

Con ello se cierra el círculo: la expulsión creciente de trabajadores fuera del sistema mercantil se está viendo acompañada por el crecimiento de actividades que, teniendo utilidad social, ya no se mueven dentro de la lógica del sistema. Por una parte, el sistema capitalista construyendo una modernidad ficticia que desprecia la actividad productiva, expulsa trabajo, aboca a la desigualdad y se mueve en espasmos de burbuja en burbuja; por otro, el sistema poscapitalista, creando actividad y trabajo en modos que las estadísticas no son capaces de medir.

Todo se está poniendo patas arriba. La hegemonía de lo mercantil en el sistema productivo no solo se debilita por debajo, en las nuevas formas colaborativas que nacen al margen, sino también por arriba, donde lo financiero le come el espacio de la rentabilidad. La financiarización de la economía, la obsesión por crear valor financiero al accionista mediante plusvalías en los mercados, acelera la concentración empresarial y detrae recursos crecientes al sistema productivo que queda debilitado también desde la propia lógica mercantil. El nuevo capitalismo, el patrocinado por las grandes empresas tecnológicas, queda también subyugado por la obsesión financiera y acelera la construcción de monopolios artificiales que a la larga no permanecerán.

Renta básica universal

Es lógico que, en este contexto, aparezca la renta básica universal como parte de las soluciones. Pero ésta no debería ser enfocada solamente como una solución frente a la crisis y sus secuelas de pobreza, sino que tiene un recorrido mucho más largo: es consecuente con una situación en la que la tecnología va sustituyendo al trabajo remunerado y el propio capitalismo comienza a expulsar el trabajo productivo y merma su mercado interno por falta de consumo.

La digitalización de la economía hará más y más necesarias nuevas formas de remuneración al margen del sistema capitalista que garanticen una renta de subsistencia

La digitalización de la economía hará más y más necesarias nuevas formas de remuneración al margen del sistema capitalista que garanticen una renta de subsistencia. Pero será preciso pensar en conectar la renta básica universal con nuevos mecanismos de valoración de la utilidad social de las nuevas actividades fuera del mercado.

La renta básica universal es uno de los elementos de transición que se abren hoy a partir de una nueva economía política que desborda al neoliberalismo y supera, al mismo tiempo, los paradigmas del pasado socialdemócrata. Pero hay muchos otros elementos que hay que ir explorando: son los nuevos retos de las políticas de la izquierda para favorecer y hacer posible la transición al postcapitalismo.

Escrito por:
MANUEL ESCUDERO en bez

viernes, 10 de junio de 2016

Coldplay - Up&Up (Official video)


Un gran vídeo de COLDPLAY. Musicalmente está muy bien, si duda; pero el video es impresionante. Una creatividad audiovisual tremenda, muy bien realizado y un gusto verlo. Disfruta.

lunes, 23 de mayo de 2016

JEFF WILLIAMS CAPTÓ ESTE SUBLIME AMANECER DESDE LA ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL Y LUEGO LO COMPARTIÓ EN TWITTER


Hay quien dice que conforme una persona va acumulando amaneceres observados su mirada va fortaleciéndose hasta alcanzar una especie de "radiante fortaleza". No sabemos si esto sea cierto; lo que sí podemos afirmar sin temor a equivocarnos es que algo ocurre en el ser humano cuando presencia las fases culminantes de la transición solar (sean amaneceres o atardeceres), que tiene un algo de epifánico. 

Tal vez por lo anterior resulta emocionante poder contemplar un amanecer desde el espacio. Esto gracias a un video recién publicado por la NASA, en el cual puede observarse un amanecer desde la Estación Espacial Internacional. El time-lapse fue creado y luego tuiteado por el astronauta Jeff Williams, quien, por cierto, puede disfrutar de hasta 16 amaneceres diariamente (las ventajas de estar ubicado estratégicamente frente al escenario). 

sábado, 21 de mayo de 2016

Ekman y El Dalai Lama crean un fascinante atlas de las emociones



El Dalai Lama junto a Paul Ekman. Fotografía de la web paulekman.com

Y yo he alucinado con este mapa emocional, no solo por su contenido, que me parece de una calidad y sencillez brillantes, también por su diseño de indudable belleza. El origen de la creación de este atlas se produce por unos encuentros a lo largo de varios años entre el psicólogo experto en emociones y expresión facial, Paul Ekman, y el maestro budista, Dalai Lama, en dichas reuniones ambos comparten su sabiduría y su forma de entender la conducta humana, llegando a la conclusión de que es fundamental para todo ser humano la auto-observación y conocimiento de nuestros estados emocionales para poder aprender a gestionar las consecuencias de lo que nos perturba en el día a día.

Fue El Dalai Lama quién le pidió a Ekman crear un mapa emocional, algo esquemático y asequible, que permitiera a todo el mundo tener experiencias emocionales más constructivas. “Cuando queríamos llegar al nuevo mundo, necesitamos un mapa para llegar allí. Si queremos llegar a un estado de calma mental lo que necesitamos es un mapa de la emoción.” dijo el maestro. Explorando este atlas aumentamos la comprensión de lo que son las emociones y sus efectos sobre nosotros, su objetivo es ayudar a la gente a tomar conciencia del impulso, para pensar antes de actuar, y si es así, cómo hacerlo.

Diagrama del Atlas de las Emociones. Paul Ekman

¿Y dónde encontramos ese Atlas de las emociones? (puedes pinchar aquí para descubrirlo) la páginaweb está en inglés (atlas of emotions) pero si activamos el traductor del navegador automático se entiende todo a la perfección. Para elaborarlo Paul Ekman realizó una encuesta entre 140 científicos, que provenían de ámbitos como la psicología o la neurología, para llegar a un consenso del funcionamiento del proceso emocional. En la página de inicio nos encontramos ‘los cincos continentes de la emoción‘, ya que llegaron a la conclusión de que había cinco grandes categorías de emociones: ira, miedo, asco, tristeza y disfrute, y que cada una tenía un subconjunto de estados emocionales, disparadores, acciones y estados de ánimo propios, que también podemos descubrir pinchando en cada uno de los continentes emocionales.

Espero vuestros comentarios para ver qué os ha parecido, ¡para mí ha sido un verdadero descubrimiento! Todo lo que sea la divulgación científica a través de un formato sencillo será bienvenido y creo que lo han conseguido, eso sí, por un módico precio, (un secreto) El Dalai Lama pagó al Dr. Ekman al menos 750.000 dólares para que desarrollara el proyecto.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Trabajo: El mundo del 30/70: un estudio retrata el futuro que espera a Occidente.


Peter Temin, economista del MIT, ha descrito en una investigación quiénes van a ser los ganadores y quiénes los perdedores de nuestra sociedades. Y no es nada esperanzador

Hay claros signos de recuperación económica. El mercado de trabajo se está activando para los puestos directivos, hay mayor inversión de las empresas, que comienzan a mirar más allá de la mera supervivencia y a planificar los años venideros, que se esperan decisivos. Los fantasmas de la crisis parecen haber pasado, y a pesar de que continúan existiendo algunas voces que señalan que la próxima gran recesión está a la vuelta de la esquina, lo cierto es que casi todo el mundo coincide en que hay señales reales para la esperanza. Es cierto que la mejora en los indicadores económicos todavía no ha encontrado una traducción en términos de la economía real, por ejemplo en el descenso continuado de las cifras de paro, pero se suele argumentar, como hace el Gobierno, que una vez que se han realizado los deberes, la mejoría en los bolsillos de los ciudadanos no tardará en llegar.

Un 30% de la población, la que trabaja en finanzas, tecnología y electrónica, cuenta y contará con grandes opciones y posibilidades


O quizá no. Como señala Peter Temin, economista e historiador del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en un reciente estudio realizado para el Institute of New Economic Thinking, es probable que esos efectos nunca se trasladen a la mayoría de la gente. Estamos inmersos en una economía dual en la que un 30% de la población, la que trabaja en finanzas, tecnología y electrónica, cuenta con grandes opciones y posibilidades, mientras que el 70% restante está abocado a los bajos salarios y a una economía de supervivencia, de la que sus hijos tienen pocas esperanzas de escapar. Lo que Temin señala no es un escenario futuro, sino una descripción del presente: si un estudio del Pew Research Center alertaba del enorme adelgazamiento de la clase media estadounidense, la investigación de Temin apunta a que el mismo término "clase media" pierda su sentido en la economía dual en que vivimos.

Pueden ir a cualquier parte y les irá bien. Les fue bien durante la crisis de 2008 y piensan que van a sobrevivir a cualquier cosa

Temin utiliza en su estudio el modelo teórico inventado por el economista antillano Arthur Lewis, ganador del Premio Nobel de Economía, un marco pensado para describir a los países en desarrollo, donde existía un sector de subsistencia, fundamentalmente rural y con bajos ingresos, y un sector urbano y capitalista en expansión. Temin señala que ese esquema está vigente hoy, pero trazado alrededor de una nueva brecha, la del mundo de las finanzas, la tecnología y la electrónica (FET), y el resto de la población. Y con un añadido: del mismo modo que se pensaba que la nueva economía urbana podría recoger el exceso proveniente del mundo rural, hoy sabemos que los nuevos sectores tecnológicos y financieros no sólo no serán capaces de crear los mismos trabajos que destruirán, sino que es probable que restrinjan el número de puestos disponibles, merced a la inteligencia artificial, el software, la robótica y la sistematización de las tareas. De modo que, señala Temin, esa desigualdad en la que las capas altas concentrarán los ingresos y las bajas vivirán en el estancamiento o el descenso de los salarios en los estratos menos favorecidos, no hará más que acentuarse en el futuro.
“Están nerviosos”

Esa misma brecha, advierte en una entrevista publicada en el blog del Institute for New Economic Thinking, ocurre dentro de las FET, cuyas capas superiores “se sienten ciudadanos del mundo. Pueden ir a cualquier parte y les irá bien. Les fue bien durante la crisis de 2008 y piensan que van a sobrevivir a cualquier cosa”. Sin embargo, los que están en el extremo inferior de las finanzas, de la tecnología y de la electrónica, viven las mismas ansiedades que el resto de la población desfavorecida, “y están preocupados porque la globalización les obligará a descender al sector de salarios bajos. Están nerviosos por lo que va a pasar con ellos y con sus hijos”.

La tendencia hacia la economía dual está teniendo lugar desde hace una generación y está muy bien arraigada

Estas tensiones están teniendo reflejo en la política, en la medida en que han surgido una serie de líderes nuevos que están oponiéndose a las medidas económicas que fomentan la desigualdad. Sin embargo, advierte Temin, su capacidad de variar el rumbo es muy limitada. “Hay una serie de acciones políticas respecto del salario mínimo o sobre la ayuda a los estudiantes en una escuela pública que pueden ser útiles, pero que no van a afectar a la estructura de la economía, ya que se requiere un esfuerzo político concertado para tratar de cambiar la naturaleza de ésta. La tendencia hacia la economía dual está teniendo lugar desde hace una generación y está bastante bien arraigada. Lo que quiere hacer Bernie Sanders, por ejemplo, que habla de una revolución en EEUU, es muy limitado si de lo que se trata es de deshacerse de esta economía dual”. El mundo ha cambiado radicalmente, de modo que es probable que las soluciones que miran al pasado no sean efectivas, pero tampoco parecemos tener a mano recetas que miren al futuro. Y lo que es peor, quizá tampoco haya voluntad de frenar esta tendencia.

miércoles, 4 de mayo de 2016

LA DIETA PITAGÓRICA: ESPIRITUALIDAD Y VEGETARIANISMO


LA ABSTENCIÓN DE ANIMALES COMO FUENTE ALIMENTICIA TIENE UNA LARGA HISTORIA EN OCCIDENTE

Aunque muchos asocian el vegetarianismo con las religiones salidas del subcontinente indio, la verdad es que la abstención de animales como fuente alimenticia tiene una larga historia en Occidente, ligada a la práctica espiritual en un marco tradicional. En las versiones antiguas del diccionario de la Real Academia Española existía una curiosa acepción que ya no es posible encontrar, pero que revela este hecho con manifiesta nitidez. Como definición del adjetivo pitagórico figuraba aquel que se abstiene de comer carne. Y es que Pitágoras fue el más célebre de los vegetarianos de la antigüedad. La dieta pitagórica, que siguieron todos los miembros de la augusta fraternidad que fundara en Crotona, buscaba establecer algunas normas fundamentales que resultaban de gran importancia para la ascesis espiritual del neófito.

En el contexto de las tradiciones iniciáticas, la sacralización de las acciones cotidianas es un elemento fundamental que distingue al adepto del profano, y la alimentación no puede quedar por fuera de dicha asimilación hierática. El pitagórico debía seguir una alimentación compasiva, por la que no se hubiese derramado sangre alguna. Para Pitágoras no es posible el perfeccionamiento espiritual del hombre en ausencia de una actitud misericordiosa hacia otros seres. De acuerdo con sus enseñanzas, los animales comparten con el hombre el privilegio de contar con un alma propia. De allí la enorme sensibilidad que muestran, su capacidad para experimentar placer y dolor, sus apegos, aversiones y la animada libertad que parecen exhibir en su comportamiento.

Por otra parte, el iniciado de la orden pitagórica debía observar una alimentación liviana y frugal, a fin de no sobreexcitar los sentidos ni impedir la manifestación del alma a través del cuerpo, ya que es de común conocimiento que un estómago pesado aturde y embota la mente. Los alimentos de origen animal son ricos en proteínas y grasa, razón por la que no favorecían ese estado de claridad mental que buscaban. Además, abstenerse de toda carne les permitía establecer un vínculo simbólico con la luz, fuente de la que obtienen la vida todos los vegetales. El vegetarianismo es, para la corriente apolínea del pensamiento pitagórico, la manera de alimentarse sabiamente en armonía con la generosidad de la tierra.

Por cierto, la palabra dieta proviene del griego δίαιτα, que literalmente significa “régimen de vida”, algo en lo que los pitagóricos ponían gran énfasis. En sus Metamorfosis, el poeta romano Ovidio atribuye a Pitágoras las siguientes palabras, no carentes de cierta severidad: “Mientras los hombres sigan masacrando a sus hermanos animales, reinará sobre la Tierra la guerra y el sufrimiento, y se matarán los unos a los otros, pues aquel que siembre el dolor y la muerte no podrá cosechar el gozo ni la paz”. En la concepción pitagórica del mundo, el sacrificio de animales es un crimen injustificable a la luz de la razón. El hijo de Apolo enseñaba a sus discípulos diciéndoles: “Nunca mojes tu pan en la sangre de los animales ni en las lágrimas de tus semejantes”.

Es muy probable que Platón fuese también vegetariano, dada su admiración por la enseñanza del maestro de Samos, que en cierto modo continuó y transmitió a la posteridad. Algunos historiadores lo ponen en duda a falta de pruebas contundentes en sus escritos, pero su abierta adhesión a las doctrinas pitagóricas hacen difícil pensar otra cosa. Como sea, los seguidores de Platón en épocas posteriores se caracterizaron por ser bastante cuidadosos con lo que se metían a la boca. Plotino y Proclo fueron vegetarianos estrictos y no consentían en absoluto el asesinato de animales. La ascética del neoplatonismo abarca ejercicios espirituales de alejamiento respecto a todo lo que es mortal y carnal, incluyendo un escrupuloso régimen vegetariano. En su obra Sobre la abstinencia, el neoplatónico Porfirio realiza una férrea defensa del vegetarianismo por motivos éticos. De forma equivalente Plutarco, sacerdote de Delfos y destacado neopitagórico, escribe una defensa en su Moralia, obra fundamental que, entre otras cosas, afirma el derecho de los animales a ser tratados con justicia y bondad en virtud de su capacidad sensible. En ella el intérprete de la pitonisa se cuestiona:

¿Puedes realmente preguntar qué razón llevó a Pitágoras a abstenerse de la carne? Por mi parte yo me pregunto qué accidente, y en qué estado de alma y mente, estaba el primer hombre que lo hizo, tocó su boca con un cuchillo y trajo a sus labios la carne de una criatura muerta, aquel que llenó la mesa de muerte con cuerpos rancios y se atrevió a llamar comida y sustento a las que habían antes llorado, rugido, movido y vivido. ¿Cómo pudieron sus ojos soportar la masacre de gargantas cortadas y cueros desollados? ¿Cómo pudo su nariz soportar el hedor? ¿Cómo pudo ser que la contaminación no se llevó el sabor, que hizo contacto con el dolor de otros y chupó el jugo y suero de heridas mortales?

Estas palabras traducen explícitamente el sentido moral de una concepción espiritual del mundo en la que el hombre está destinado a recuperar una conciencia y entendimiento que perdió al contacto con la materia densa. Pero no es sólo en el mundo griego donde nos encontramos prescripciones alimenticias favorables al vegetarianismo. De las epístolas de Plinio el Joven sabemos que todos los cristianos primitivos se abstenían de consumir carne. El mandamiento bíblico original del Génesis 1:29-30, que hace referencia a la alimentación antes de la expulsión del Paraíso, nos dice:

Y dijo Dios: He aquí, yo os he dado toda planta que da semilla que hay en la superficie de toda la tierra, y todo árbol que tiene fruto que da semilla; esto os servirá de alimento. Y a toda bestia de la tierra, a toda ave de los cielos y a todo lo que se mueve sobre la tierra, y que tiene vida, les he dado toda planta verde para alimento.

Es después de la caída que los hombres reciben la dispensa de sacrificar animales para el rito y el sustento. Ese hombre, revestido con la densidad corporal de “las hojas de higuera”, es el que siente deseos de derramar sangre para comer. Es aquel que Johann Georg Gichtel llama hombre tenebroso, que ha perdido el contacto con la gracia divina, encontrándose exiliado en el plano inferior de la materia densa, habitando un cuerpo de pesada carne, en vez de aquel cuerpo de luz con el que fue creado en las regiones superiores. La exégesis anagógica del texto bíblico, y particularmente la interpretación cabalística, desarrolla este mensaje velado tras los símbolos y la leyenda.

Eden

Al día de hoy, los monjes de la Iglesia ortodoxa y de la Iglesia copta son en su gran mayoría vegetarianos, lo mismo que ciertas comunidades monásticas de la Iglesia católica como los cartujos y los cistercienses. Retoman con ello la forma de vida sencilla, contemplativa y misericordiosa que tenía el hombre antes de la caída cósmica, buscando asemejarse a los ángeles que cantan en torno al trono de Dios. La alimentación descrita en el primer capítulo del Génesis fue también la pauta para varias comunidades esenias asentadas en las riberas del mar Muerto durante el primer siglo de nuestra era. Asimismo en la Edad Media, la dieta vegetariana fue esencial para el movimiento Cátaro. Aunque algo extremos en sus prácticas ascéticas, la abstinencia de todo tipo de carnes fue probablemente la más suave de sus austeridades. Su profundo rechazo hacia el mundo iba acompañado de un pacifismo igualmente acentuado, razón por la cual el vegetarianismo representó una forma de vida no violenta, en consonancia con su aversión por las maneras sanguinarias que caracterizaban a otros cristianos de la época.
La intención de estas comunidades religiosas por recobrar el estilo de vida anterior a la expulsión del Paraíso también dio ejemplos de vegetarianismo en época más reciente. La extraña comunidad de teósofos cristianos de Ephrata, que habitaron en Pensilvania durante el siglo XVIII, se apegó a esta misma prescripción alimenticia. Algunas de estas comunidades cristianas hacían alguna excepción ocasional para determinadas fechas; otras eran más estrictas y no quebraban la regla jamás. Esta dieta practicada en el Jardín del Edén, transmitida a través de la línea de Set y sus descendientes, aparece explícitamente retratada en la película Noé, un film de 2014 que también cuenta con abundantes referencias al apócrifo Libro de Enoc. Darren Aronofsky, su director, suele incluir referencias cabalísticas en sus obras cinematográficas y es un conocido activista por los derechos animales.

Resulta curioso pensar que la voz griega sarcófago significa “que come carne”. Ello puede haber dado pie a que Leonardo da Vinci, otro famoso vegetariano, señalara que el hombre es como un cementerio ambulante. En sus últimos años de vida el alquimista y cabalista británico Isaac Newton, más conocido por sus trabajos en física y matemáticas, también practicó el vegetarianismo por razones similares. Marsilio Ficino, máximo representante del neoplatonismo durante el Renacimiento y último sobreviviente de los Fedeli d'Amore, también observó concienzudamente la dieta pitagórica. Los ejemplos individuales son demasiado numerosos como para exponerlos todos aquí.

Pero más allá de la evidencia histórica que vincula el vegetarianismo con las tradiciones espirituales de Occidente y sus representantes, subsiste la pregunta acerca del porqué abstenerse de consumir animales. En una época inundada de relativismo individualista cuesta comprender que la espiritualidad consiste esencialmente en el desarrollo moral del alma humana. Nadie despierta su conciencia sin que ello tenga efectos concretos en la vida cotidiana. Se engaña quien cree que ha alcanzado alguna cima espiritual si en su diario vivir no ha adoptado, como consecuencia de aquello, una manera más compasiva y amorosa de relacionarse con los demás seres sensibles. Pagar para que otro asesine y descuartice no es precisamente un acto misericordioso. Entiendo que el tema genera polémica siempre. Muchos pueden sentirse ofendidos por expresar una verdad de la que no quieren saber. Los mataderos, lamentablemente, son lugares macabros donde el maltrato y el sufrimiento exceden en horror a cualquier campo de concentración.

El desarrollo moral del hombre es un requisito insoslayable en el camino hacia la trascendencia. Se argumentará que no todos los grandes iniciadores han sido vegetarianos y es cierto. Sin embargo ello no nos disculpa como para mirar hacia un lado y seguir creyendo que nuestra indolencia está moralmente justificada. El indecible dolor de las criaturas apela a la extensión y magnanimidad de nuestra conciencia. De allí que la dieta pitagórica sea una salvaguarda frente a esa desidia que raya en la complicidad. De verdad espero no ofender a nadie, sino invitar al descubrimiento de una hermosa forma de ser congruente con principios éticos que refrendan la nobleza espiritual a la que el hombre está llamado.

Twitter del autor: @cubicado

martes, 3 de mayo de 2016

ESTE VIDEO DE KUNG FU ANIMADO TRIDIMENSIONALMENTE ES UNA ODA AL CUERPO HUMANO


MOVIMIENTOS DE KUNG FU PROCESADOS CON SUBLIME ANIMACIÓN POR COMPUTADORA DAN COMO RESULTADO ESTA MEMORABLE PIEZA DE ANIMACIÓN.

El cuerpo humano tiene infinitas posibilidades de acción. Si quisiéramos enlistar la cantidad de movimientos a su disposición lo más probable es que no terminaríamos jamás. En él convergen, gracias a un diseño milagroso, miles de dinámicas entre fuerza y materia, entre tiempo y espacio. Esta es una reflexión que nos surgió luego de ver este video. Enmarcado en la gracia que caracteriza a los movimientos de kung fu, y aprovechando un diestro manejo de CGI (gráficos generados por computadora) y animación digital, Tobias Gremmel logra visualizar una memorable cátedra de estética psicomotriz.
Dividido en 7 variaciones a lo largo de 4 minutos, esta pieza nos muestra preciosas coreografías de un cuerpo realizando series de kung fu y, por medio del CGI, podemos apreciar como el eco de sus movimientos se queda plasmado en el espacio. El resultado es una hermosa danza, entre onírica, física y tecnológica, la cual bien vale el dedicarle unos cuantos minutos de vida. Confía en nosotros, dale play a Kung fu Motion Visualization

Publicado en PIJAMA SURF

lunes, 25 de abril de 2016

Estos son los principales motivos por los que la gente es infeliz y cómo remediarlos

  • ¿Sabías que las expectativas son determinantes 
  • en la configuración de la realidad?
Las expectativas desarrollan, en gran parte, nuestro potencial para escribir la propia felicidad o la desdicha. “La esperanza es el motor de la humanidad. En ocasiones esperamos que el futuro nos depare cosas positivas y eso nos permite activarnos para conseguirlas”, indica la psicóloga Natalia Poyato. La ciencia lleva años analizando este fenómeno. 
En concreto, un estudio realizado en los sesenta por la Universidad de Harvard demostró cómo no solo son nuestras creencias las que influyen en nuestro comportamiento, sino también las de los demás. 
En la investigación participaron profesores a los que se dijeron que ciertos niños (escogidos al azar) eran inteligentes. Todo derivó en que los elegidos tuvieron mejor rendimiento, tanto en clase, como en tests de coeficiente intelectual. Lo que demuestran estos estudios es que la capacidad de sugestión del ser humano tiene un efecto determinante en el cuerpo y en la mente
Pero, ¿qué ocurre cuando son demasiado altas o no se corresponden con la realidad? Los siguientes casos pueden minar el bienestar de casi todas las personas. 
El condicionamiento externo

Las personas con bajas expectativas tienden a tener peores resultados en la vida
Las personas con bajas expectativas tienden a tener peores resultados en la vida (Carla G. - Carla G. / Getty)
La medicina ha trabajado en este ámbito en el denominado efecto placebo. Uno de los estudios determinantes sobre dicho fenómeno fue el desarrollado por G.A. Hoffman que demostraba cómo entre el 30 y el 60% de las personas que tomaban pastillas para el dolor de cabeza lo sentían en menor grado tras haber recibido un medicamento placebo. 
Por su parte, el dr. Travis Bradberry, presidente de Talentsmart y autor de Inteligencia Emocional 2.0, señalaba en su perfil de Linkedn que: “Los pacientes que tienen expectativas bajas en procedimientos médicos tienden a tener peores resultados que aquellos que esperan el éxito”. Es lo que se denomina el “efecto nocebo”. Algo que demuestra que si no crees en lo que haces, difícilmente conseguirás el éxito
Anticiparnos a la adversidad

infeliz
infeliz (Clarissa Leahy - Clarissa Leahy / Getty)
Adelantarse a los posibles acontecimientos negativos supone una zancadilla al bienestar. 
“Ponemos en marcha diferentes soluciones para cambiar el suceso futuro, pero solemos tener problemas para regular las emociones frente al mismo”, cuenta la experta. De ahí que lo único que consigamos es agotarnos. Un probable despido, que se estropee un coche o un proceso quirúrgico anunciado pueden desencadenar episodios de insomnio, preocupación y tristeza. “Lo más importante es mantenernos activos frente a la adversidad y no dejarnos derrotar”, continúa. 
Un revés inesperado

Proyectar la ilusión de felicidad hacia el futuro puede ser perjudicial si las cosas no pasan como esperábamos
Proyectar la ilusión de felicidad hacia el futuro puede ser perjudicial si las cosas no pasan como esperábamos (Jason Hetherington - Jason Hetherington / Getty)
Imagina que has volcado todas tus ilusiones en un viaje, pero inesperadamente surge una huelga de controladores aéreos que impide que se realice. 
Las expectativas juegan en nuestra contra cuando estamos convencidos de que algo bueno va a suceder, pero aparece un resultado negativo imprevisto para el cual no nos hemos preparado”, afirma la psicóloga. 
Proyectar la ilusión de felicidad hacia el futuro puede tornarse en su opuesto si los hechos no suceden según habíamos pensado. “La planificación nos ayuda a conseguir nuestros objetivos, pero debemos ser capaces de mantener un equilibrio entre los planes propios y el entorno, siendo flexibles y adaptándonos a las situaciones inesperadas”, añade Natalia. 
Asimismo, apunta al valor de la práctica en estos casos y a la perspectiva. “Hay que enfrentarse a las situaciones, viéndolas como un nuevo reto y no como una amenaza”, indica.
Preocupación crónica

Es importante analizar cuáles son las herramientas con las que contamos para poner nuestro objetivo en marcha
Es importante analizar cuáles son las herramientas con las que contamos para poner nuestro objetivo en marcha (Richard Wareham Fotografie - Richard Wareham Fotografie / Getty)
La propia inseguridad personal o permitir que el malestar del entorno incida demasiado en nuestra vida minan la felicidad. 
Si alguien piensa constantemente en que va a fallar en el trabajo o en el ámbito personal, ten la certeza de que acabará ocurriendo. “Se trata de la gente que se preocupa crónicamente intentando prepararse siempre para lo peor. Se genera un alto coste personal en esa espera”, señala la especialista. 
Una carga que se manifiesta en el agotamiento mental y genera un entorno limitador. “Quizás podemos compararlo con un problema de matemáticas en el cual primero hay que entender qué problema tenemos delante, ver qué es lo que queremos conseguir, analizar cuáles son las herramientas con las que contamos y que nos permiten conseguir mejor nuestro objetivo y finalmente ponerlas en marcha”, concluye.
¿La solución? Vivir el presente

La meditación es una de las claves para ayudarnos a conseguir la felicidad
La meditación es una de las claves para ayudarnos a conseguir la felicidad (Dimitri Vervitsiotis - Dimitri Vervitsiotis / Getty)
“Dan Gilbert, un psicólogo de Harvard, publicó hace unos pocos años un ingenioso trabajo en la revista Science en el que demostraba que tanto pensar en el futuro como en el pasado nos hace menos felices que simplemente estar centrados en el instante presente”, comenta Natalia. Parece que la ciencia coincide en este aspecto con las enseñanzas de Buda y quizá la meditación sea la clave para ayudarnos a alcanzar la dicha. 
Por otra parte, Gilbert, autor de Tropezar con la felicidad (Ed. Destino), habla de que poseemos un “sistema inmunológico psicológico” que nos haga sentirnos felices incluso si las cosas no salen según lo planeado.
¿Cuál sería entonces la ecuación para la felicidad? Pensamiento positivo, una mente permeable al cambio y orientar la experiencia al presente. ¿Listo para intentarlo?

Publicado en LA VANGUARDIA