miércoles, 30 de noviembre de 2011

viernes, 18 de noviembre de 2011

LA CANCIÓN DEL ALMA de Tolba Phanem



Cuando una mujer de cierta tribu de África sabe que está embarazada, se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la canción del niño. Saben que cada alma tiene su propia vibración que expresa su particularidad, unicidad y propósito. Las mujeres entonan la canción y la cantan en voz alta. Luego retornan a la tribu y se la enseñan a todos los demás.
Cuando nace el niño, la comunidad se junta y le cantan su canción.
Luego, cuando el niño comienza su educación, el pueblo se junta y le canta su canción.
Cuando se inicia como adulto, la gente se junta nuevamente y canta.
Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción.
Finalmente, cuando el alma va a irse de este mundo, la familia y amigos se acercan a su cama e igual que para su nacimiento, le cantan su canción para acompañarlo en la transición.
En esta tribu de África hay otra ocasión en la cual los pobladores cantan la canción. Si en algún momento durante su vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, se lo lleva al centro del poblado y la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces le cantan su canción. La tribu reconoce que el castigo no es la corrección para las conductas antisociales; es el amor y el recuerdo de su verdadera identidad.
Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pudiera dañar a otros. Tus amigos conocen tu canción y te la cantan cuando la olvidaste. Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que muestras a los demás. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo; tu totalidad cuando estás quebrado; tu inocencia cuando te sientes culpable y tu propósito cuando estás confundido.

jueves, 17 de noviembre de 2011

¿Ganará la fraternidad el 20N?


publicado en EL PAÍS

Por: Lucila Rodriguez-Alarcon

José Esquinas siempre dice que de los tres lemas de la revolución francesa libertad, igualdad y fraternidad, este último es el único que nos queda por conseguir. Hemos conseguido ser sujetos libres y que la esclavitud esté penalizada internacionalmente. Hemos trabajado mucho en pro de la igualdad, y aunque queda camino por recorrer, existe una aceptación global del concepto y de su importancia. Pero hasta el momento, nadie se ha planteado seriamente el tema de la fraternidad. Y, sin embargo, los ideólogos de la revolución la pusieron al mismo nivel que los otros dos.

La Fratenidad de la revolución francesa puede significar muchas cosas, pero si duda representa el valor espiritual y humano que se consideraba indispensable para crear un nuevo régimen más equilibrado. Sin embargo, Fraternidad es un concepto que en el materialismo racionalista en el que hemos estado inmersos se ha rechazado tachándolo de utopía o incluso demonizándolo.
Ahora estamos sumidos en una crisis global, social, medioambiental y económica, y empieza a hacerse patente que solo con fraternidad, solo incluyendo valores empáticos y humanistas, vamos a ser capaces de darle la vuelta a la tortilla y transformar esta situación en una enorme oportunidad para refundarnos mejorando.
Esto es básicamente lo que opinan los 20 prestigiosos autores del recién estrenado libro “Espiritualidad y Política”. Este libro es el resultado deltesón y el entusiasmo de Cristóbal Cervantes, autor de un blog con el mismo nombre y editor de la obra que nos presenta a continuación.
Desde hace 30 años intento aunar en mi vida espiritualidad y política; el cambio y evolución personal, interior, ético, espiritual, con el compromiso socio-político por el cambio exterior, un cambio hacia una sociedad donde haya más libertad, igualdad y fraternidad.
El libro refleja ese esfuerzo personal y propone combinar "el arte de vivir" (espiritualidad) con "el arte de convivir" (política), con un claro mensaje de pacifismo y no violencia. Nuestra relación con el dinero, la integración cultural, el desarrollo sostenible, la participación en la vida pública, el servicio a la comunidad, son algunos de los temas tratados con profundidad y un sentido práctico.
En definitiva, la espiritualidad es para mí la experiencia de sentir que formas parte de algo más grande y profundo que tú mismo, algo que te conecta a todo y a todos, que te hace ver a todos los seres humanos como hermanos y al planeta como la casa común que tenemos que cuidar, una espiritualidad socialmente comprometida.
El subtítulo del libro es una cita de Gandhi (“Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”) y su mensaje principal. No puede haber cambio exterior, de las estructuras políticas y económicas injustas si no hay también un cambio interior, de actitudes, de valores, de conciencia."
A tres días de las elecciones generales españolas, yo les recomiendo que se den una vuelta por el blog de Cristóbal Cervantes, que exploren las entradas dedicadas a sus autores y disfruten con los extractos del libro. Auguro que muchos acabarán en la librería más cercana y quizás el 20N votando a algún partido inesperado.
Para hacérselo más fácil, adjunto a continuación la lista de todos los autores con los links a sus páginas informativas. 
Me despido con un video maravilloso que espero que disfruten, deseándoles que tengan un 20N lleno de fraternidad.

miércoles, 9 de noviembre de 2011