jueves, 8 de enero de 2015

Los ‘cinco venenos’ que ingieres a diario



Descubre cuáles son los alimentos dañinos que están en tu dieta diaria. 


Quien se empeña en mantener una dieta saludable normalmente suele evitar el consumo de grasas y carbohidratos sustituyéndolo por una dosis de ejercicio. Sin embargo, existen ciertos alimentos que parecen imprescindibles y que se usan de forma cotidiana que pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Los llaman los "venenos blancos" de la gastronomía y tienen muy poco valor nutricional. Son el azúcar, la sal, la harina, el arroz refinados y la leche pasteurizada. Estos ingredientes son causantes de diferentes enfermedades degenerativas como la diabetes, la hipertensión arterial y hasta el cáncer.


Sal refinada



Un día, la industria decidió convertir la sal cristalina natural en un ingrediente procesado que sólo contiene cloruro sódico. Es la sal que ingerimos diariamente y con la que condimentamos nuestros platos. Investigadores y médicos lo han catalogado como "veneno" por su toxicidad ya que, además contiene yodo y flúor de forma artificial. La sal natural era un alimento que proporcionaba al ser humano todos los elementos necesarios para la subsistencia del ser humano: nuestra sangre es prácticamente idéntica al agua salina. 


Azúcar refinado 




Un producto fruto de la combinación química de la caña de azúcar o la remolacha y la cal. Este último componente mata todas las vitaminas que el azúcar natural contiene. Además, se le añade dióxido de carbono para acelerar la cal y sulfato de calcio para decolorar y dejar el producto blanco. El azúcar refinado no tiene proteínas, ni vitaminas, minerales, fibra o grasas. Es decir, no aporta ningún beneficio a la alimentación humana. Los edulcorantes químicos como la sacarina también aumentan el riesgo de cáncer. 


Harina refinada 




El ingrediente principal del pan que comemos hoy en día. Cuanto más fina y blanca es la harina, menos fibras, vitaminas y minerales contiene. La harina blanca producida es puro almidón. Los tratamientos químicos en el grano producen aloxano, un veneno utilizado en la industria de la investigación médica para producir diabetes en ratones sanos. Lo ideal es que comamos pan de centeno o pan integral. 


Arroz refinado 




Según estudios de la Universidad de Harvard, el arroz blanco causa menos aumentos bruscos en los niveles de glucosa en la sangre. Descubrieron que aquellas personas que consumían cinco o más porciones de arroz blanco a la semana tenían un 17% más de riesgo de contraer diabetes que aquellos quienes consumían menos de una porción al mes. El arroz se ha consumido durante siglos en muchos países, pero fue en el siglo XX cuando comenzó a refinarse y consumirse como arroz blanco. Los médicos recomiendan el consumo de arroz integral. 


Leche pasteurizada 



En el proceso de pasteurización de la leche de vaca se destruyen las bacterias beneficiosas y las enzimas esenciales para la absorción de nutrientes. Destruye también toda su fosfatasa, un elemento esencial para la absorción del calcio y la vitamina D. Se considera que la leche pasteurizada es la principal causa de alergias en los niños, según la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos. Además está repleta de grasas saturadas y colesterol. Muchos investigadores relacionan este alimento con la diabetes y la osteoporosis. ¿Alternativas? Leche vegetal, como la de soja.

Publicado en ESQUIRE.ES

No hay comentarios:

Publicar un comentario