Ir al contenido principal

ENVUELTO EN UNA PANTALLA SOLAR












El revestimiento translúcido ETFE del edificio Media-TIC permite obtener la máxima iluminación natural con un coeficiente altísimo de filtración de luz ultravioleta.
Ubicado en Barcelona, en el distrito tecnológico por excelencia, el edificio Media-TIC será la sede emblemática del mundo digital de la ciudad y un punto de encuentro para las empresas e instituciones vinculadas con las tecnologías TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación).
El arquitecto, Enric Ruiz-Geli, explica que es una respuesta a la nueva arquitectura verde y que cuenta con los mayores criterios de eficiencia energética.
Promovido por el Consorci de la Zona Franca, la construcción posee una superficie edificada de 23.059 m2 y 38 metros de altura y muestra su esqueleto metálico gracias a un revestimiento translúcido e innovador, el ETFE (Ethilene Tetrafluorethilene). Esta envoltura de polímero, de 2.500 m2 de extensión, actúa de cobertor externo y, al mismo tiempo, de pantalla solar móvil que facilita la penetración de la luz y el ahorro térmico. Por un lado, permite reducir el grosor de la fachada a 0,2 milímetros y, por otro, obtiene la máxima iluminación natural, pero con un coeficiente de filtración de luz ultravioleta –responsable del deterioro de objetos y pinturas– del 85%. Además, por su gran densidad, es antiadherente y, por tanto, casi no se ensucia.
La construcción tiene tres capas de material en la fachada sureste, que es la que recibe más insolación. Éstas se inflan domóticamente a través de unos sensores, de modo que se acaban formando dos cámaras de aire. La primera capa de ETFE es transparente, pero la segunda y la tercera tienen un patrón de diseño inverso que, al inflarse y desinflarse, dan transparencia u opacidad. De este modo se ajusta la entrada de la luz y el calor cuando la insolación es mayor. El sistema consigue gestionar el movimiento del aire de toda una fachada con unos resultados muy favorables en eficiencia energética. Concretamente, la fachada suroeste utiliza la configuración EFTE niebla, que inyecta nitrógeno pulverizado a unas bolsas longitudinales de ETFE dispuestas a lo largo de la propia fachada. Gracias a esta acción, se pasa de un factor solar 0,45 –el exigido por el Código Técnico de la Edificación– a un FS del 0,10; es decir, cuatro veces inferior.
El ahorro energético del Media-TIC equivale a evitar el vertido en la atmósfera de 114 toneladas de CO2 al año o a la producción eléctrica generada por 700 captadores fotovoltaicos. La incorporación del ETFE en las fachadas sureste y suroeste reduce la carga energética muy significativamente, con un ahorro en climatización del 20%. Por otra parte, el tejado del edificio alberga una cubierta fotovoltaica y, en parte, otra natural ajardinada. Por último, el agua de la lluvia es recogida en una cisterna con el fin de aprovecharla en el circuito de aguas no potables del edificio.
Por Enric Aulí y Jordi Fernández

REVISTA INTEGRAL

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué tienen en común Einstein, Newton, DaVinci, Tesla y Edison?

RESPUESTA: EL VEGETARIANISMO. Eminentes científicos e inventores a favor del vegetarianismo Con el fin de ayudar a preservar los recursos naturales de nuestro planeta, muchos de los más grandes pensadores del mundo y científicos a través de la historia, han observado una dieta vegetariana y han afirmado la necesidad de ésta desde el punto de vista tanto moral como lógico.  Por ejemplo, Sir Isaac Newton, “el padre de la física”, y Leonardo Da Vinci, un científico de medio tiempo, quien hizo importantes descubrimientos en hidráulica, óptica y mecánica, fueron ambos vegetarianos. De hecho, Da Vinci era tan ferviente acerca del vegetarianismo que compraba pollos enjaulados y los liberaba. Además, Srinivasa Ramanujan (1887-1920), considerado el más grande matemático de los últimos 1000 años, también era vegetariano.                                             Otro entusiasta vegetariano, el gran inventor, físico e ingeniero Nikola Tesla (1856-1943), qui

Albert Einstein y el budismo

Albert Einstein dijo en cierta ocasión que, a su juicio, el budismo era la única religión compatible con la ciencia. El budismo es una religión con actitud científica, a pesar de que muchos budistas puedan no tenerla. El Buda no es un Dios, sino un sabio, un Einstein de lo espiritual que vivió hace 2500 años. Mediante la reflexión y la meditación, descubrió verdades importantes, leyes del mundo interior, de la misma manera que los físicos han descubierto algunas del mundo exterior, las leyes de la física. Eminentemente práctico, el Buda no se entretenía en discusiones teóricas acerca de la existencia o inexistencia de un Dios personal, sino que ofreció una solución para el sufrimiento humano, que había nacido de su propia comprensión de la naturaleza de la realidad. Sentado bajo un árbol, el árbol del bodhi, alcanzó la iluminación, comprendió la naturaleza vacía de los fenómenos, entendió la raíz del sufrimiento y se decidió a compartir con sus semejantes lo que había descubierto.

MI APORTACIÓN A LA DIVULGACIÓN AMBIENTAL EN TELEVISIÓN por Miguel Aguado

Aunque ya tenía experiencia en televisión, radio y diversos medios de comunicación en distintos temas y muy especialmente en cuestiones ambientales, en los últimos meses llevo teniendo la oportunidad de realizar algo de lo que más me gusta: divulgar en materia de sostenibilidad y medio ambiente. Desde diciembre de 2017, aunque comencé en noviembre del mismo año, llevo apareciendo en varias cadenas de televisión para realizar unos pequeños espacios de divulgación ambiental. Trato de acercar el problema: plásticos en el mar, Cambio Climático, contaminación atmosférica de la forma más entendible y asumible por todos y todas. No se trata de vulgarizar, son de ser lo más didáctico posible sin perder algo un tono de humor. Igualmente, pretendo mostrar algo muy importante: todos formamos parte de la solución, tanto en nuestra capacidad como consumidores, como votantes, como ciudadanos y en lo que podemos denominar la ecología de la vida cotidiana. He sido muy afortunado c