lunes, 16 de mayo de 2011

ESPAÑA , DEL GRIS AL VERDE. Artículo de Miguel Aguado en QUO


Recientemente colaboré con la estupenda revista de divulgación científica en su edición española QUO. Con anterioridad vengo colaborando con la iniciativa QUO CONFERENCIAS.

Desde QUO se plantearon que el número correspondiente al mes de mayo actual estuviese dedicado a la ecología. Querían ver que tal funcionaba y me pidieron mi colaboración. Me pareció una idea estupenda y una oportunidad de poder divulgar  sobre un asunto que cada vez me parece más importante: frente a los mensajes catastróficos y negativos de algunos sobre cualquier tema y muy especialmente sobre la ciencia, la investigación y la capacidad en España de nuestra gente, empresas, instituciones hay otra realidad. Tenemos grandes empresas que están haciendo cosas muy innovadoras, grandes científicos, grandes avances que son referente en el mundo. Quería hablar en positivo de nuestro país. 

Te invito a ver como quedó la revista (comprándola en el mercado si puedes o leyendo en cualquier biblioteca pública). Te adjunto el texto de mi columna, aunque luego en la revista salió un poco más resumido.


España, del gris al verde

Los españoles tenemos poco “amor propio” y valoramos más lo de fuera. En innovación ambiental no faltamos a la regla.  Pero hay otra realidad. El resto de Europa nos valoran más como un país moderno, innovador y avanzado que nosotros mismos según los últimos barómetros europeos.
Dos ejemplos poco “puestos en valor”:

El desastre del Prestige en 2002 nos puso a todos, entre otras cosas, ante una evidencia: la fragilidad de los ecosistemas y el daño causado por la codicia humana. Pero también otras cosas, el gran ejemplo de la magnífica actuación solidaria sin precedentes de los miles de voluntarios para salvar la costa, cies y recuperar el entorno. Otra fue la capacidad de las empresas, administraciones, investigadores y universidades para recuperar los daños, restaurar lugares como las Islas Cíes, recuperar la industria y un largo etcétera. Se innovó en técnicas, equipos y procedimientos. Pero no lo pusimos en valor. En estos días hemos conocido como el Gobierno de Obama lanza el mayor estudio realizado hasta el momento sobre los efectos del crudo en la salud de los operarios en su catástrofe del vertido de BP, y utiliza como referente el trabajo científico hecho en España con los marineros que recogieron el chapapote y que se ha convertido en una pauta que EEUU quiere seguir en sus propios estudios sobre el vertido de BP.
El otro sería lo realizado en la catástrofe de Aznalcollar en 1998 por un vertido de residuos tóxicos en el Parque nacional y natural de Doñana, en Andalucía. Seguro que recordamos las imágenes. Hoy la situación es totalmente la contraria. Se llevó a cabo un inmenso trabajo de coordinación logística, de colaboración científica para identificar sustancias y neutralizarlas, de restauración paisajística, de coordinación institucional y un largo etcétera. Nos encontramos ahora con un espacio recuperado, suelos descontaminados, innovadores sistemas de cultivo para eliminar cualquier resto, un bello entorno para pasear a pie o en bici, una industria local recuperada y sostenible, y sobre todo y muy especialmente la ubicación de SOLUCAR la mayor planta solar de concentración  de la empresa ABENGOA. Energía limpia, renovable y con tecnología sevillana. Los norteamericanos nos la descubren comprando una planta “llave en mano” similar de 250 Mw.
Desde fuera valoran nuestro modelo de energías renovables, de gestión de redes eléctricas, el modelo de alta velocidad ferroviaria y el de gestión del sistema sanitario y especialmente el de trasplantes. Nos valoran más que nosotros mismos.
Tenemos dos asignaturas pendientes: mayor confianza en nuestra capacidad y un buen modelo de transferencia de conocimientos de la universidad, la ciencia y las instituciones a la empresa; todo ello con un indicador aún bajo: el número de patentes. Aún tenemos recorrido. Vamos bien, porque somos buenos.

Miguel Aguado Arnáez
Divulgador especializado en sostenibilidad, colaborador de QUO Conferencias, socio de la consultora B LEAF y promotor del blog B SOSTENIBLE

No hay comentarios:

Publicar un comentario