lunes, 24 de marzo de 2014

Gran tema para escuchar: Snowbird – Moon




Una recomendación y un descubrimiento. Te copio lo publicado en eldiario.es:
 
Snowbird – Moon

Siempre caminando a varios palmos sobre terreno mágico y misterioso, Cocteau Twins tuvieron una vida entre angelical y fantasmagórica, se convirtieron en hermosos cadáveres en 1997 y luego se evaporaron definitivamente, convertidos en polvo musical. El resto de la humanidad nos hemos pasado los días alzando la vista hacia la atmósfera, rezando a lo que sea que haya ahí arriba para que el trío escocés vuelva a la tierra. Por desgracia, todo apunta a que será más fácil ver a ABBA reunidos de nuevo e incluso abrazados que a Elizabeth Fraser, Robin Guthrie y Simon Raymonde sobre un escenario.

Raymonde no ha parado desde entonces: ese mismo 1997 sacó un disco en solitario (donde invitó a la Fraser), poco después tomó las riendas del sello Bella Union (que había montado con Guthrie y en el que el nostálgico puede rastrear hoy algunos ecos de las texturas etéreas que hicieron famosos a Cocteau Twins, en grupos como Beach House) y ha ejercido de productor e ingeniero para otros. Y desde hace unos años venía trabajando con Stephanie Dosen, a la que ya habíamos escuchado cantar con Massive Attack y The Chemical Brothers, y con la que tenía pendiente publicar un disco bajo el nombre de Snowbird.

Moon, el nuevo y hasta el momento único trabajo de Snowbird, está compuesto básicamente con un piano (que, según parece, Raymonde compró casi gratis, salvo los gastos de transporte) y la increíble voz de Dosen, y es de un pop tan atmosférico y tan gaseoso que recuerda inevitable y felizmente a Cocteau Twins, y más en temas como I Heard The Owl Call My Name, Where Foxes Hide, Amelia o en el precioso single que es Porcelain.

Como la pluma que ilustra la portada, Snow también es angelical, delicado y elegante, y es algo irreal, como la representación impresionista de un paisaje boscoso en invierno: es dream pop blanquísimo facturado por alguien que sabe a qué suena y cómo debe sonar el dream pop. Todo el disco ha sido compuesto vía email, ya que ambos viven a lados diferentes del Atlántico, y ha contado con la colaboración de miembros de Radiohead y Midlake a las guitarras y baterías. Y se puede escuchar íntegro en Pitchfork Advance, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario